Jugadores aceptan que los seguidores claman por un fútbol de mayor calidad

Por: Fiorella Masís 2 agosto, 2016
Al ver que Alajuelense no encontraba la ruta al gol, un aficionado reclamó el domingo ante Pérez Zeledón. Ese día el equipo rojinegro pasó apuros para dejarse los tres puntos. | ANDRÉS ARCE
Al ver que Alajuelense no encontraba la ruta al gol, un aficionado reclamó el domingo ante Pérez Zeledón. Ese día el equipo rojinegro pasó apuros para dejarse los tres puntos. | ANDRÉS ARCE

La afición de Alajuelense parece estar hastiada del fútbol insípido que exhiben sus futbolistas en el terreno de juego.

Por eso, mientras Pérez Zeledón sonrojaba a los rojinegros el domingo en el propio Alejandro Morera Soto, aparecieron los silbidos y hasta los reclamos a los jugadores.

Los aficionados estaban desesperados porque el equipo perdía 0 a 1 y no tenía suficiente claridad para ir al frente, hasta que apareció el artillero Jonathan McDonald como el salvador, para darle vuelta al marcador con un doblete en los últimos minutos del cotejo.

Sin embargo, quienes deben defender la camiseta rojinegra en la cancha saben que eso no borra el descontento que les quedó a sus seguidores luego de un encuentro muy enredado, en que pasaron grandes apuros para hilvanar unas pocas acciones dignas de aplausos.

Petición. No obstante, le piden un poco de paciencia al público y aseguran que derraman sudor a más no poder en procura de lograr los resultados deseados.

“Uno entiende a la afición, pero siento que el equipo intenta jugar y también el otro equipo tiene su mérito cuando nos presiona. Es importante que nosotros nunca bajamos la cabeza”, señaló el zaguero central Johnny Acosta tras la victoria ante los generaleños.

Por su parte, Pablo Gabas cree que la disconformidad aumenta porque el equipo tiene dos años y medio de no levantar el cetro de campeón. La última vez que lo hizo fue en el Invierno 2013.

“Tenemos un historial que por ahí no ayuda, de haber perdido las últimas finales (dos ante Herediano y una contra Saprissa), y la gente está molesta y quiere un accionar distinto”.

”Uno también se preocupa, pero no podemos llevar a la cancha la desesperación de las tribunas, necesitamos canalizar y estar tranquilos en esos momentos para mejorar las cosas en el terreno de juego”, resaltó Gabas.

El portero Patrick Pemberton apunta que hay adversarios que optan por defenderse y buscar los contragolpes en el Morera Soto.

A su criterio, eso dificulta que Alajuelense pueda desarrollar un fútbol exquisito.

“Escuchamos el clamor de la afición, la desesperación que tiene, y lo único que podemos decir es que tengan calma”, indicó.

Pemberton asegura que a lo interno del camerino son conscientes de que deben mejorar mucho lo antes posible, así como tener más tranquilidad para aprovechar las opciones de gol.