Según el Pato, los problemas de los rojinegros no son de ahora, solo que en este momento es cuando más se notan. Aún así, él es optimista y cree que se está a tiempo de encarrilar al equipo

Por: Fanny Tayver Marín 21 agosto
Wílmer López cree que aún se está a tiempo para que la Liga salga del abismo.
Wílmer López cree que aún se está a tiempo para que la Liga salga del abismo.

Guadalupe

Wílmer López se sentó en el banquillo junto a Benito Floro, vio a cada jugador en la cancha y a cada uno le encuentra cualidades como para que Alajuelense esté mejor de lo que se encuentra.

Según el Pato, los problemas de los rojinegros no son de ahora, solo que en este momento es cuando más se notan.

Para él, lo realmente complicado es que la Liga tiene cuatro años sin ser campeón, una racha que nunca había vivido.

La última estatuilla que se endosó Alajuelense data del Invierno 2013.

Desde entonces, comenzó una larga sequía y los rojinegros se tambalean en este Apertura, donde suman cinco puntos en cuatro juegos y arrastran lo que fue la eliminación tempranera en la Liga Concacaf.

"La exigencia siempre va a existir en la Liga porque la gente quiere verla en los primeros lugares y tienen toda su razón, esperemos, aún debemos un partido y si lo ganamos tendríamos ocho puntos; tampoco es que estemos tan botados", apuntó López, entrevistado después del juego ante Guadalupe.

-- ¿Qué siente al ver a la Liga que no levanta?

--Es duro cuando uno ve que la institución no sale campeón, no de ahorita, sino que ya va para rato de no ser campeón, es una racha que no la había vivido nunca como jugador ni en el tiempo que tengo en el cuerpo técnico.

Lo máximo que se había vivido sin títulos eran dos años y fue en un tiempo en el que los campeonatos eran año a año.

Ahora al ver que han pasado ocho torneos cortos y que no se consigue el campeonato yo creo que eso sí nos duele a todos los que somos liguistas de corazón porque queremos que la Liga esté en los primeros lugares y que ahora que estamos en el cuerpo técnico y que somos parte de la institución, queremos que la Liga sea protagonista de nuevo.

-- Los aficionados implementan una frase de que no van al estadio por los jugadores sino por los colores, ¿Cómo cala eso en ustedes?

En eso tiene toda la razón el aficionado, ahora lo cantan y lo dicen y yo siento que eso es de toda la vida.

El aficionado viene porque es aficionado a Liga Deportiva Alajuelense, no al jugador.

Los jugadores de una u otra forma llegan, están y se van y la institución sigue y los colores rojinegros y lo que es el amor por la institución se mantiene y se mantendrá por toda la vida si uno es liguista realmente.

-- ¿Pero antes sí habían ídolos?

Los tiempos van cambiando, de alguna u otra forma el fútbol va cambiando y tal vez el sentimiento hacia una institución no es lo mismo antes que ahora, porque antes no se daba tanto cambio de una institución a otra.

Ahora es más frecuente que se den los cambios, pero eso no quiere decir que los jugadores que están no tengan cariño por los colores rojinegros.

Yo los veo entrenar día a día y veo el esfuerzo que ellos hacen por tratar de levantar esta situación.

-- ¿Cómo enfrentar esta semana de clásico?

Yo creo que es la semana en la que menos problemas vamos a tener porque el clásico es un partido completamente aparte, en la que si el jugador no se motiva, no llega concentrado al 100% y con una buena disposición y una buena actitud a jugar un clásico, no tiene cuándo.

Ahí demuestra el jugador que si no llega con esas características, no está para estar en una institución como Liga Deportiva Alajuelense.

Es uno de los partidos en donde menos preocupación podemos tener, porque estoy seguro de que van a venir con muy buena actitud y muy buena disposición para el clásico.

-- ¿Por qué la afición les grita tanto y les piden que den más?

Por los resultados, es una cuestión lógica y normal, por más que usted que el equipo corre, se esfuerza, lucha y no gana, pasa.

Pero cuando pasa en uno y otro y otro partido y pasan los torneos y no sale campeón ya ahí el aficionado se quiere hacer sentir.

Ya no perciben que el jugador se esfuerza, ya está más por el resultado, yo siento que por ahí es por donde pasa, el aficionado está esperando que los resultados se den continuamente, no que sean esporádicos.

No que se saque un buen resultado en un partido y que por ahí en dos partidos después seguimos dando tumbos, que se vuelve a ganar y otra vez a medias.

El aficionado con toda razón espera que agarremos una racha positiva y buenos resultados.

-- Usted que está en todos los entrenamientos, ¿por qué esta Liga no gana?

No metemos goles y yo siento que el equipo y los jugadores hacen el esfuerzo y se entregan.

En muchas ocasiones hay muchas jugadas, pero hay circunstancias que tienen que ver, como el rival, la cancha, el clima, fallos técnicos, fallos tácticos que al final nos repercuten en los resultados que no permiten que vayan de la mano con la entrega de ellos.