Por: Fanny Tayver Marín 25 noviembre, 2016
Pablo Nassar (segundo de der. a izq.) aspira a ser vocal 2 en la directiva manuda. Entre sus funciones estarán las ligas menores. | DIANA MÉNDEZ
Pablo Nassar (segundo de der. a izq.) aspira a ser vocal 2 en la directiva manuda. Entre sus funciones estarán las ligas menores. | DIANA MÉNDEZ

Pablo Nassar ha desempeñado muchas funciones en Alajuelense. Nada más le falta ser dirigente, lo que podría lograr este sábado en la asamblea de socios del cuadro manudo, programada para las 9 a. m. en el Estadio Alejandro Morera Soto.

Como futbolista empezó en las divisiones menores del conjunto rojinegro, también defendió esos colores en la Primera División.

Además, fue administrativo del club, y entre otras funciones se encargaba de ligas menores.

Ahora integra la papeleta de Fernando Ocampo llamada La Liga del Centenario.

Él se postula como aspirante al cargo de vocal 2.

Contó que en un principio no estaba muy convencido de asumir este reto, pero cuando conoció con detalle la propuesta de Ocampo y de su grupo de trabajo, no titubeó en aceptar el desafío.

“Estoy muy agradecido con la oportunidad que me ofrece don Fernando en esta papeleta, al principio había un poquito de duda, de pasar a la parte de dirigencia, pero creo que con esto completo el proceso de ser jugador de liga menor, de Primera, ser administrativo de la institución y ahora dirigente”, relató.

Nassar trabajará de la mano con el gerente deportivo de los erizos, Víctor Badilla.

“Cada uno de nosotros tiene áreas específicas que vamos a coordinar o a apoyar, entre ellas la deportiva, que incluye el primer equipo y liga menor o escuelas de fútbol. Yo sería uno de los enlaces, una de las personas que trabajará con quienes se encargan de esas áreas”, indicó.

Nassar considera que hay mucho trabajo por hacer, porque la intención es darle prioridad a ligas menores para nutrir de nuevos valores, cuanto antes, al primer equipo.