Tras la salida del Chiqui Brenes, el turrialbeño es el referente en ataque

Por: José Fernando Araya N. 8 agosto, 2014
Con la salida de Randall Brenes (derecha), el jugador Andrés Lezcano (izquierda) espera consolidarse en el ataque del Cartaginés. Tras superar una serie de lesiones el ariete quiere su revancha en el Torneo de Invierno. | ARCHIVO
Con la salida de Randall Brenes (derecha), el jugador Andrés Lezcano (izquierda) espera consolidarse en el ataque del Cartaginés. Tras superar una serie de lesiones el ariete quiere su revancha en el Torneo de Invierno. | ARCHIVO

Cartago. Las cortinas se abrieron de par en par. El escenario está listo y la oportunidad de brillar en la ofensiva del Cartaginés al fin le llegó al delantero Andrés Lezcano.

Este año parece no haber excusas y el turrialbeño de 24 años deberá salir a “comerse la cancha” para consolidarse como el delantero centro del cuadro blanquiazul.

Desde su llegada en 2009, Lezcano tuvo a Randall Brenes como “mentor”, con el Chiqui intercarló el puesto de delantero.

Ahora con la salida de Brenes al fútbol de Noruega, el protagonismo parece quedar en Lezcano, por lo menos hasta lo que se ha visto del Torneo de Copa.

“Mi meta es ser el mejor delantero de Costa Rica y para eso sigo luchando, estoy tratando de dar todo lo que tengo y aprender más y corregir lo malo. Este es mi año, el torneo en el que tengo que brillar, es una revancha personal por todo lo que estuve fuera y todo lo que quiero lograr”, mencionó el ariete.

Esa sed de revancha se justifica porque la pasada temporada tuvo que lidiar con dos operaciones de rodillas, por problemas de meniscos, que lo llevaron a ganar mucho peso, algo que según cuenta, le costó perder.

Incluso, por si fuera poco, el jugador eludió a la muerte en enero anterior tras sufrir un aparatoso accidente de tránsito camino a Turrialba junto a sus familiares.

Esto más la recuperación de su lesión de rodilla lo tuvo al margen del inicio del Verano 2014.

Iniciar el Torneo de Invierno siendo titular y en su mejor forma, es el aliciente perfecto para el joven jugador y sus aspiraciones.

“Lo tomo con normalidad. He tenido competencia con muchos compañeros y de todos he aprendido mucho, ni que decir de Randall (Brenes), él fue uno de los que más me ha ayudado afuera y dentro de la institución y aprendí mucho”, dijo Lezcano..

“Ahora espero hacer las cosas bien para tener esa oportunidad en el fútbol extranjero como el Chiqui la llegó a tener y para todo esto se trabaja”, añadió el ariete.

Competencia. Pese a que el técnico Mauricio Wright se inclinó más por Lezcano en los últimos partidos del torneo de Copa, el estratega también cuenta con otras dos buenas opciones en ataque.

Daniel Quirós y Luciano Bostal son dos de las nuevas incorporaciones que tuvo el club blanquiazul durante esta temporada, los dos provienen del recién descendido equipo Puntarenas FC.

Quirós de 22 años logró en el Torneo de Verano apenas tres anotaciones, en tanto, el argentino de 33 años alcanzó dos goles.

Ambos se perfilan como la principal competencia de Lezcano, en un esquema de juego donde solo hay campo para uno, a juzgar por el planteamiento puesto en la cancha por el técnico Wright.