En promedio, entre los 26 y 28 años hay madurez física, técnica y táctica

Por: Kenneth Hernández Cerdas 31 julio, 2015
Dentro del pelotón de hombres que componen las planillas de Primera División, 63 jugadores iniciarán el Torneo de Invierno con la edad ideal del futbolista.
Dentro del pelotón de hombres que componen las planillas de Primera División, 63 jugadores iniciarán el Torneo de Invierno con la edad ideal del futbolista.

Dentro del pelotón de hombres que componen las planillas de Primera División, 63 jugadores iniciarán el Torneo de Invierno con la edad ideal del futbolista.

Aunque no hay una norma escrita en piedra, especialistas consideran que, entre los 26 y 28 años los jugadores alcanzan una madurez física, técnica y táctica que les permite ser diferentes al resto de sus compañeros y aportarle mayor rodaje a sus respectivas divisas.

“Normalmente los mejores rendimientos se dan entre esas edades”, afirma el preparador físico Milton Rivas.

De acuerdo con el experto, a esas alturas de la carrera deportiva, un jugador arrastra el bagaje suficiente para ser un consolidado en la plantilla.

“Después de los 26 años el jugador posee madurez física, además de que tiene unas siete pretemporadas encima, lo que significa acumulación de trabajo. Y muy importante, aún no empieza su periodo de descenso físico, que regularmente se da a partir de los 30 años”, explicó Rivas.

Con él concuerda su homólogo de la Tricolor, Erick Sánchez, para quien el jugador tiene mejores lecturas sobre el campo.

“El jugador alcanza una madurez futbolística que lo hace comprender el manejo de la táctica, sabe intuir cosas y analiza mejor a los rivales”, indicó.

Para Sánchez, a pesar de que pueden haber figuras de menor edad, el de mayor (edad) físicamente se desempeña mejor porque “sabe correr inteligentemente y no se desgasta como lo puede hacer uno de 20 años”.

Marcelo Tulbovitz, expreparador físico de Saprissa y hoy en la Universidad de Chile, subraya que para él la edad es un asunto relativo pues a su criterio “hay jugadores que a los 20 años ya demuestran una madurez como si tuvieran 28”.

Team experimentado. De los 12 clubes de la máxima categoría, Herediano es el equipo que tiene mayor porción de jugadores entre los 26 y los 29 años.

Los florenses cuentan en su nómina con 12 futbolistas en dicho rango etario.

Jafet Soto, gerente deportivo florense, asegura que habitualmente el club planifica la integración de su planilla bajo estos parámetros pensando en la consecución del título.

“Nosotros estamos en un promedio de 27 años y y medio, sabemos que es una edad propicia para preparar campeonatos y ganarlos con un equipo que tiene mezcla de jugadores jóvenes y otros con más experiencia. Eso también lo tomamos en cuenta para forjar la planilla del club año a año”, declaró Soto.

Manuel Víquez, responsable de la preparación física del campeón nacional, habló del beneficio de tener un equipo maduro.

“Lo que hacemos es potenciar la cualidades del jugador tanto en técnica como velocidad. Están en la edad idónea para afrontar la exigencia del torneo”, concluyó. Colaboró Daniel Jiménez

Etiquetado como: