Muy pocos lograron consolidarse en el fútbol costarricense o dar el salto a una mejor liga

Por: Fiorella Masís 22 mayo, 2016
El brasileño Yvanilton de Almeida fue la primera opción manuda para volante mixto y el primer fichaje de Alajuelense para recuperar fuelle en el Verano 2015. | GRACIELA SOLÍS
El brasileño Yvanilton de Almeida fue la primera opción manuda para volante mixto y el primer fichaje de Alajuelense para recuperar fuelle en el Verano 2015. | GRACIELA SOLÍS

La premisa dice que cuando un equipo trae un extranjero al país es para marcar diferencia, pero esto no siempre se cumple.

El último caso se dio en Alajuelense con Hernán Rivero, quien pasó con más pena que otra cosa.

La Nación hizo un análisis de los 41 foráneos traídos por los equipos tradicionales (Alajuelense, Saprissa, Herediano y Cartaginés) desde el Invierno 2010.

Un 44% de ellos solo se quedó un certamen en la Primera División.

Si bien las salidas se dan por diferentes circunstancias, la mayoría es porque no rinden.

Incluso, de los 18 futbolistas que estuvieron seis meses, tan solo los morados Ernesto Míchel, Sebastián Diana, Jaime Penedo y el brumoso Erick Ponce, participaron un 60% o más de los minutos disputados por su escuadra.

También hubo casos en que ni siquiera terminaron su contrato, como el mediocampista hondureño de la Liga Ramón Núñez, el volante mexicano del Team Edgar Solís y el delantero brasileño Weller Wilson en Cartaginés.

Por otra parte, diez futbolistas se quedaron dos campeonatos, pero en este caso, la mitad de ellos sí tuvo actividad, como por ejemplo, Marcelo Fazzio Sarvas en Alajuelense, quien incluso dio el salto al Galaxy de Los Ángeles tras jugar una Concachampions con un gran nivel.

Nueve más estuvieron entre tres y cuatro torneos, con una participación alta.

El panameño Adolfo Machado del Saprissa es una excepción en cuanto a tiempo y rendimiento, pues llegó en el Verano 2014 y es titular.

Elección de extranjeros. Cuando los equipos deciden contratar futbolistas de fuera, normalmente se basan en videos, estadísticas y recomendaciones.

“Se hace con personas referenciadas que tiene la Gerencia Deportiva en el extranjero y que les pueden dar una opinión sobre los diferentes jugadores”, explicó Raúl Pinto, jerarca erizo.

infografia
Sin embargo, el reto es difícil, sobre todo en mercados como el suramericano, ya que es menos accesible que el centroamericano en cuanto al conocimiento que se tiene del futbolista.

“Costa Rica es un mercado que, económicamente, no es rentable para los extranjeros, y los jugadores que se ajustan al presupuesto son de segunda o tercera categoría”, comentó José Luis Rodríguez, expresidente de Cartaginés, quien, en su administración, contrató a Franco Basso, Erick Pone e Iván Pailós.

No todos los clubes usan el mismo mecanismo. En Herediano, se acercan al futbolista sin utilizar intermediarios, al menos al momento de conocerlo.

“Yo, como gerente deportivo, tengo mi método. Voy directamente con el jugador, no trato con ningún agente, yo lo voy a ver jugar y voy directamente con él”, afirmó Jafet Soto.

Puestos. Si se trata de posiciones en el campo, a los cuatro clubes han arribado jugadores de diferentes características.

Por la zona defensiva han pasado 15; la S es la que más busca en este puesto, con siete.

Sobresale que ante todo se trata de laterales: Juan Manuel Morales, Moisés Hernández, Sebastián Diana y Aubrey David, quien se mantiene con buen suceso.

También el club tibaseño es el único que pone el ojo en la portería. En el Verano 2014 contrató a Luis Ernesto Míchel y, en el torneo que recién terminó, trajeron al canalero Penedo.

En la delantera, todos los equipos tienen una búsqueda similar. Herediano, Saprissa y Cartaginés contrataron a tres, mientras que Alajuelense trajo a dos.

Finalmente, la Liga evidencia más necesidad en el medio campo, con seis incorporaciones.

Los rojiamarillos, por su lado, hicieron cuatro y los blanquiazules, tres. Caso distinto es el de los morados, quienes no contrataron a ninguno en los últimos seis años. COLABORÓ Daniel jiménez