El volante del Real Madrid saltó al campo para celebrar el 2-1 del Real Madrid, mientras que Simeone, técnico del Atlético, salió expulsado al ingresar al campo para reclamar al árbitro

 17 julio, 2014

Madrid

Diego Simeone reclama al árbitro una jugada durante al final del segundo tiempo extra del partido entre Real Madrid y Atlético.
Diego Simeone reclama al árbitro una jugada durante al final del segundo tiempo extra del partido entre Real Madrid y Atlético.

La Comisión de Control y Disciplina de la UEFA sancionó con un partido al entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, por su expulsión en la final de la pasada Liga de Campeones, y al centrocampista del Real Madrid Xabi Alonso, que saltó al campo durante el encuentro cuando estaba sancionado.

Según informó la UEFA, Xabi Alonso cumplirá la suspensión en la Supercopa frente al Sevilla, el 12 de agosto en Cardiff, por haber incumplido los principios generales de conducta, según el artículo 11 del reglamento de disciplina de la UEFA.

La comisión disciplinaria de la UEFA también decidió multar económicamente tanto al Atlético de Madrid como al Real Madrid, por conducta impropia de ambos equipos y de sus aficionados en la final de la "Champions", que se jugó el 24 de mayo en Lisboa y se saldó con victoria madridista en la prórroga (4-1).

El Atlético de Madrid tendrá que pagar una multa de 21.000 euros por conducta impropia del equipo (5 tarjetas o más) y también de sus aficionados (por lanzamiento de bengalas) y el Real Madrid 18.000€ por los mismos motivos, en cumplimiento de los artículos 15 y 16 del reglamento disciplinario de la UEFA.

La UEFA también anunció que iba a revisar el comportamiento de Xabi Alonso, por posible incumplimiento de los principios generales de conducta.

El madridista saltó al campo desde la grada para celebrar con el banquillo de su equipo el gol marcado por Gareth Bale en el minuto 110 y que supuso el 2-1 para el Real Madrid.

El partido de sanción impuesto al 'Cholo' Simeone es consecuencia de su expulsión en el partido, cuando el árbitro le mostró la tarjeta roja directa, a falta de un minuto para la conclusión, por saltar al terreno de juego tras el cuarto gol del Real Madrid en la prórroga, y buscar al central francés Raphael Varane.

Simeone protestó al colegiado desde la conclusión de los 90 minutos reglamentarios por los cinco añadidos en los que llegó el tanto del empate de Sergio Ramos, con un testarazo en el 93.