El equipo austriaco acabó invicto y como primero en la fase de grupos

 18 febrero, 2015

Villarreal

El Villarreal del delantero costarricense Joel Campbell recibe este jueves la visita del Red Bull Salzburgo, en la ida de los dieciseisavos de final de la Liga Europa. Para el Submarino Amarillo, el objetivo es lograr una buena renta de cara a la vuelta en Austria, ya que el club ha depositado muchas esperanzas en esta competición.

Para ello deberá superar a un rival que acabó invicto y como primero en la fase de grupos, aunque en el mercado invernal perdió a dos de sus grandes estrellas, el brasileño Alan Carvalho —máximo goleador de esta primera fase de la competición con ocho goles— y el internacional esloveno Kevin Kampl.

Además, el Villarreal guarda un mal recuerdo del conjunto austríaco, con el que coincidió en la fase de grupos de la temporada 09-10, y ante el que perdió en los dos enfrentamientos, siendo además el último club que derrotó al conjunto español en su feudo en competición continental.

El club castellonense afronta este torneo con la intención de llegar lo más lejos posible, como demostró el entrenador Marcelino García al reservar a muchos de sus habituales titulares en el partido de Liga del pasado fin de semana en Vallecas.

El delantero Ikechukwu Uche y el centrocampista Jonathan Dos Santos se recuperaron de las molestias físicas que les impidieron jugar el último encuentro, por lo que entraron en la convocatoria de 20 jugadores realizada por el técnico, entre los cuales también aparece Campbell.

El que no podrá hacerlo será el capitán Bruno Soriano, quien sufrió una lesión de gravedad en el partido de Copa disputado en Barcelona, por lo que estará de baja los dos próximos meses.

Aunque desde el equipo austríaco se concede al Villarreal su condición de favorito, los "toros rojos" viajan a El Madrigal dispuestos a mantener la buena racha (cinco victorias y un empate) lograda en la fase de grupos y superar el obstáculo.

"Hay que decirlo claro: con el Villarreal nos enfrentamos a un equipo muy bueno, que no solo es muy fuertes en lo colectivo, sino que tiene también a grandes individualidades", reconoció el entrenador del Red Bull Salzburg, Adi Hütter.

El técnico quitó importancia al hecho de que el Salzburgo derrotó al Villarreal en dos ocasiones en la fase de grupos de la Liga Europa 2009-10 ya que, dijo, "los dos equipos han cambiado mucho en estos años". Con todo, Hütter confió en poder pasar a la siguiente fase de la competición europea.

La gran estrella del equipo y máximo goleador del equipo, el español Jonathan Soriano, ha advertido, por su parte, que será un partido complicado "porque los equipos españoles siempre son difíciles" y dijo que el Villarreal ha demostrado ser un gran conjunto y muy competitivo.

El equipo austríaco no podrá contar mañana con uno de sus últimos fichajes, el japonés Takumi Minamino, apodado el "Neymar japonés", y que tiene problemas en los abductores.

Tampoco podrán jugar los defensas Isaac Vorsah y Asger Sörensen, aunque el club confirmó hoy que el internacional Christoph Leitgeb, que era duda por lesión, podrá volver a ocupar su puesto en el centro del campo.

El encuentro de mañana es el segundo del Salzburgo después de dos meses del parón invernal, una situación que el propio Soriano ha reconocido podría restar ritmo al equipo.