"Agüero estará de vuelta. Me ha metido goles con el Atlético y es un jugador espectacular", dijo el portero

 11 marzo, 2014

Londres

Víctor Váldes posteó una fotografía en su cuenta de Twitter junto al fisioterapeuta del Barcelona, Juanjo Brau.
Víctor Váldes posteó una fotografía en su cuenta de Twitter junto al fisioterapeuta del Barcelona, Juanjo Brau.

El portero del Barcelona, Víctor Valdés, advierte que la eliminatoria no ha terminado y teme el regreso del delantero del Manchester City Sergio "Kun" Agüero en el partido de vuelta de la Liga de Campeones este miércoles en el Camp Nou.

"Un 2-0 es un buen resultado pero no definitivo, especialmente con el talento que tienen. Además Agüero estará de vuelta. Me ha metido goles con el Atlético y es un jugador espectacular: tira a puerta rápido y es inteligente al moverse. Son un equipazo, tenemos que jugar bien o nos costará", afirmó Valdés en una entrevista que publica este martes el diario británico "The Guardian".

El guardameta catalán anunció en enero que abandonará la portería culé al final de temporada, dieciocho meses antes de que termine su contrato y sin un destino concreto.

Su último año con el Barcelona está siendo muy difícil, por todos los asuntos externos al campo, entre los que destaca el polémico fichaje del brasileño Neymar que le costó al equipo una imputación de un delito contra la Hacienda Pública.

"Es difícil para un vestuario mantenerse cerrado herméticamente", apuntó el portero, quien explicó así las tres derrotas del Barça en los últimos seis partidos.

"Todo se analiza hasta el último centímetro y, si no puedes aislarte de ello, puede afectarte. El entorno es vulnerable y marca la dinámica del club, un día estás arriba y otro estás abajo. Piensas, '¿qué ha pasado?' El Barcelona es más que un club por muchas razones y esa es una de ellas", añadió.

Valdés no descarta la liga inglesa como próximo destino.

"En el futbol en Inglaterra hay tradiciones como aplaudir al portero contrario. Es otra cultura del futbol con la que siempre me he identificado", subrayó el meta.

Valdés recordó el momento más importante de su vida, la final de la Eurocopa contra el Arsenal en París en 2006 (2-1 para el Barcelona), en la que saltó al campo pensando que sería su último encuentro con ese equipo, se sintió liberado y jugó mejor que nunca, lo que le aseguró ocho años más en la portería azulgrana.