Atletas y acompañantes molestos por peligro que hubo en la carretera

Por: José Luis Rodríguez C. 21 junio, 2015
En la salida de los 21 kilómetros los atletas debieron hacerse espacio a la fuerza para ocupar la calle, ya que no hubo quien los ayudara.
En la salida de los 21 kilómetros los atletas debieron hacerse espacio a la fuerza para ocupar la calle, ya que no hubo quien los ayudara.

Esta vez no hubo espacio libre, no hubo sirenas de tránsito y, mucho menos, seguridad.

Los corredores anduvieron por las calles ‘jugándosela’ y arriesgando la vida.

“Manda huevo en una carrera como esta, tan famosa aquí en Costa Rica, que no tenga tránsito (policía), tenemos que cuidarnos entre nosotros porque si nos pasa algo la única póliza que cubre es para el ataud”, dijo el atleta Javier Fernández.

La queja del atleta también la evidenció Walter Chaves, cuya esposa corrió en los nueve kilómetros.

“En una carrera tan importante, donde hay salud, familia, niños, la policía por más que promete que va a llegar, no llega, hubo intersecciones peligrosas y los carros que acompañaban ayudaron a tapar, hasta algunos autobuseros bloquearon las rotondas para que pasaran los atletas, protegiéndolos”, indicó Chaves.

Al respecto Carolina Rojas, de la organización, respondió que pese a que la Policía de Tránsito iba ayudar, un funcionario no entregó el aval por no tener usuario para utilizar su computadora.

Se buscó a Mario Calderón, director del Tránsito, mas no respondió mensajes ni llamadas.