• Ronaldo decretó el tanto merengue, Antonio Barragán y Otamendi marcaron los goles valencianos

 4 enero, 2015

España

El Valencia triunfó este domingo 2-1 ante el líder Real Madrid, con un tanto del argentino Nicolás Otamendi y terminó con la racha de 22 victorias consecutivas del equipo blanco, la mejor en la historia del fútbol español.

A pesar de esta derrota, el Madrid (que tiene un partido menos, ante el Sevilla, por la disputa del Mundial de Clubes) sigue líder con 39 puntos, uno más que el Barcelona, que este domingo visita a la Real Sociedad, y el Atlético de Madrid, que el sábado venció 3-1 al Levante.

En Mestalla abrió el marcador el portugués Cristiano Ronaldo, con un tanto de penal al 14', pero el Valencia remontó en la segunda parte gracias a Antonio Barragán (52') y Otamendi (65').

El equipo local inició el encuentro un tanto acelerado y brusco, lo que le costó cinco tarjetas amarillas en la primera parte.

Además, en el minuto 13, el árbitro señaló penal por una mano del delantero Álvaro Negredo. Ronaldo engañó al brasileño Diego Alves y logró su 26º gol en esta edición de la Liga, cuando falta un partido para terminar la primera vuelta.

Con el viento a favor, el Real Madrid pudo sentenciar en el 26', de nuevo por medio de Ronaldo, pero falló después de regatear a Alves; su disparo se fue a un lateral de la red.

La segunda parte empezó como terminó la primera, con el equipo local más entonado y una clara ocasión para Gomes. Tuvo un disparo muy claro que se marchó muy cerca del poste.

Finalmente fue Barragán el que igualó, tras un remate cruzado que tocó en el portugués Pepe antes de entrar.

Con el Valencia buscando la victoria, el Real Madrid dispuso de alguna contra para hacer el 2-1. Tras un pase al hueco de Isco, el galés Gareth Bale inició una de sus habituales carreras pero tardó demasiado tiempo en disparar, lo que permitió a Otamendi despejar el peligro.

Tras salvar a su equipo, el internacional argentino remató la faena con un potente cabezazo en el que ganó la partida por alto a un especialista como Sergio Ramos.

La última ocasión fue para Isco, quien tuvo un remate clarísimo de cabeza en el área pequeña en el 84', pero se encontró con los reflejos de Diego Alves.