Por: Eliseo Quesada C. 25 abril, 2012
 Guardiola no pudo ocultar su tristeza al ser eliminado por Chelsea. | AFP
Guardiola no pudo ocultar su tristeza al ser eliminado por Chelsea. | AFP

La peor semana en la historia de este poderoso Barcelona de Pep Guardiola provoca la pregunta inmediata: ¿finalizó el ciclo del considerado por muchos como el mejor equipo de la historia?

Después de ganar 13 de 16 cetros disputados, que los culés pierdan dos coronas en solo cuatro días –el sábado Real Madrid dejó casi sentenciada la Liga española y ayer el Chelsea los sacó de la carrera por la Champions– es una señal que provoca comentarios en todo el planeta.

Y en ambos casos, la exitosa fórmula de los blaugranas, el tan gustado futbol de toque y acompañamiento liderado por Lionel Messi, fue contrarrestado por propuestas que mezclaron orden defensivo y contragolpes letales.

El Barça no podrá ganar su cuarta Liga consecutiva ni revalidar la corona de Europa. Tampoco podrá optar para el bicampeonato en el Mundial de Clubes.

Solo le queda la Copa del Rey, cuya final jugará el 25 de mayo contra el Athletic de Bilbao, y de ganarla irá por la Supercopa española.

“Hablaré con (el presidente del Barça, Sandro) Rosell en los próximos días y tomaré la decisión sobre mi continuidad”, le dijo Guardiola a la prensa al anunciar que se concentrará en la Copa del Rey.

La renovación de su contrato, que termina esta temporada, ha sido un tema de constante discusión en los meses más recientes.

De la mano de Guardiola y de Messi, el Barcelona ha vivido el momento más brillante de su historia y la salida del técnico podría acabar con el mágico embrujo futbolístico con que ha dominado el mundo.

Etiquetado como: