El técnico tico afirma que está muy orgulloso al ver que sus pupilos jugaron un fútbol de élite en tan poco tiempo y que estuvieron a tan solo dos minutos de seguir con vida en la eliminatoria mundialista.

Por: Fanny Tayver Marín 9 septiembre, 2015

Qué trago más amargo para el costarricense Henry Duarte y para los nicaragüenses, quienes estuvieron muy cerca de superar la tercera ronda de la eliminatoria mundialista de Concacaf en el camino hacia Rusia 2018.

Pero en dos minutos, todo cambió. Las puertas de la cuadrangular se le cerraron a los pinoleros y Jamaica entró el grupo B, donde ya estaban sembradas las selecciones de Costa Rica, Panamá y Haití.

"Merecíamos otras cosas y por eso me siento más triste, muy triste estoy, no porque perdimos, si no porque no estamos en la eliminatoria", manifestó el seleccionador de Nicaragua, Henry Duarte.

Abatido y con desazón en sus palabras, el tico añadió: "Es triste para el fútbol, porque es una muy buena selección, porque con el poquito tiempo de haber estado y jugar un fútbol de élite, se queda afuera, eso es lo que más me duele, por el fútbol y por el mismo país".

Con apenas ocho meses al frente del combinado pinolero, Henry Duarte despertó la ambición y los deseos de crecer en sus futbolistas y, por eso, el nacional tiene la frente en alto.

"Nunca les fallé", afirmó Duarte, para agregar: "Les dije que había mucho futuro y se los vuelvo a repetir, hay mucho futuro. Vienen figuras nuevas, jóvenes y duele. Dos jugadas ahí a balón parado... Y quedamos fuera".

Y con el corazón en la mano, el tico lanzó otro mensaje, directo a la prensa y a la afición nicaragüense.

"Yo les voy a decir una cosa, pueden estar ustedes muy orgullosos de esta Selección que en algún momento la han rechazado y la han difamado, jugó un fútbol de nivel, pasándole por encima a una Selección que tiene muchísimo poder físico, muchísima potencia, muchísimos argumentos y Nicaragua minimizó esos argumentos".

En esa rueda de prensa en el Estadio Nacional, en Managua, Henry Duarte aseguró: "El derecho de piso lo pagamos, no sé si hubiera sido mucho premio seguir en la eliminatoria".

A pesar de la tristeza por la eliminación, en Nicaragua también reconocen que el timonel tico tiene mucho que ver en esos grandes pasos que dieron y que evidencian que están creciendo.

No en vano, cuando Duarte llegó a la sala de conferencias, todos los comunicadores que lo esperaban ahí se pusieron de pie y lo ovacionaron, según relató la periodistas nicaragüense Loanny Picado.

Y para el costarricense, el futuro está en ese país, porque expresó: "Yo me quedo donde me siento feliz y yo aquí (en Nicaragua) soy feliz".