Thomas Müller fue otra vez la diferencia en complicado duelo para los alemanes

 8 septiembre, 2014

Madrid. EFE Un doblete de Thomas Müller evitó el primer disgusto de Alemania en el inicio de la fase de clasificación hacia la Eurocopa de Francia 2016 y le otorgó a su selección una sufrida victoria de 2-1 contra el combinado de Escocia.

Müller abrió la cuenta en el minuto 18, pero Ikechi Anya logró el empate pasada la hora de juego, después de que el combinado escocés fallara en varias ocasiones.

Apareció de nuevo Thomas Müller poco después para destrabar al conjunto teutón con el gol del triunfo al minuto 70, que ocupa el segundo puesto en la tabla del grupo D, con los mismos puntos que Polonia, que goleó 7-0 a Gibraltar.

Los campeones mundiales no brillaron en casa, en el choque en Dortmund, y el conjunto de Joachim Löw a ráfagas y sin continuidad, lejos del potencial ofrecido en Brasil meses atrás, superó por la mínima a los escoceses.

Por su parte, el compañero de Müller en el Bayern Munich, el polacoRobert Lewandowski, confirmó su condición de goleador en el primer partido oficial de Gibraltar como selección nacional. Cuatro goles del ariete facilitaron la goleada polaca a domicilio por 0-7.

Polonia hizo suya la fiesta del combinado local. Lewandowski marcó cuatro tantos y fue el jugador del partido, aunque fue un doblete del jugador del Rennes galo, Kamil Grosicki, el que abrió la goleada. Lukasz Szukala completó la cuenta del conjunto polaco.

Thomas Müller celebra con su compañero, André Schürrle, uno de los dos goles que anotó ayer en el duro triunfo 2-1 ante Escocia, en Dortmund. | EFE
Thomas Müller celebra con su compañero, André Schürrle, uno de los dos goles que anotó ayer en el duro triunfo 2-1 ante Escocia, en Dortmund. | EFE

Otros resultados. Albania incendió el grupo I al conseguir un inesperado triunfo 1-0 en Portugal ante el equipo de Paulo Bento, que se vio falto de ideas, sin Cristiano Ronaldo. El equipo luso, con Pepe, Fabio Coentrão, Nani, João Pereira o João Coutinho, fue incapaz de sobreponerse al gol del delantero del Slavia Praga, Bekim Balaj, al minuto 52.

El público del estadio de Aveiro despidió –entre protestas y abucheos– al equipo portugués.

El debut de Claudio Ranieri como seleccionador de Grecia acabó en decepción. Rumanía venció 0-1 en el Estadio Karaiskakis de Atenas, en un recinto sin público después de que la UEFA castigara a los helenos por los incidentes en un partido disputado con Croacia.

Un penal transformado por el jugador del Konyaspor turco, Ciprian Marica, a los diez minutos, supuso una losa para Grecia y dio los primeros tres puntos a Rumanía, que jugó más de media hora con un futbolista menos por la expulsión del anotador del único tanto.

En otro cotejo, Aiden McGeady, volante del Everton, llevó a Irlanda a sus primeros tres puntos en Georgia (1-2) al anotar un doblete.