Defensor se lastimó durante un amistoso de su equipo, el París Saint-Germain francés, contra el Nápoles italiano.

 12 agosto, 2014

París

Tras la desilusión del Mundial con Brasil 2014, el defensor Thiago Silva ha sufrido un nuevo golpe al lesionarse el muslo derecho con el París Saint-Germain el lunes en un amistoso contra el Nápoles (2-1) y podría estar de baja varias semanas, siendo seria duda para los próximos amistosos de Brasil.

El zaguero se lesionó realizando un gesto anodino, un taconazo, y el capitán de la Seleçao y el París SG tuvo que abandonar el campo en el minuto 13 ayudado por dos miembros del equipo médico.

El futbolista se someterá a una resonancia electromagnética este martes o el miércoles para que los galenos puedan hacer un diagnóstico preciso y poder evaluar la duración de su ausencia.

Pero, este contratiempo podría privar al campeón de Francia de su líder en la defensa para varios partidos.

El árbitro Carlos Velasco mostró tarjera amarilla a Thiago Silva durante el juego ante Colombia tras impedir un saque al portero David Ospina.
El árbitro Carlos Velasco mostró tarjera amarilla a Thiago Silva durante el juego ante Colombia tras impedir un saque al portero David Ospina.

Según la gravedad de la lesión, Thiago Silva podría perderse lo que queda del mes de agosto y la esperanza del club parisino es poder recuperarle para el inicio de la Liga de Campeones, el 16 o 17 de setiembre.

Quién posiblemente no podrá convocar al defensa será el nuevo seleccionador brasileño Dunga que tendrá que afrontar sus primeros duelos, los amistosos contra Colombia y Ecuador del 5 y el 9 de setiembre, sin su capitán.

Thiago Silva ha comenzado la temporada 2014-2015 igual que terminó la anterior, con la cabeza baja y la moral hundida.

"Es el dato negativo de la noche", reconoció su entrenador Laurent Blanc. "Puede ser una simple contractura. Espero que no sea muy grave", añadió el técnico.

Blanc esperaba aprovechar el viaje a Nápoles para dar los primeros minutos a su nueva millonaria pareja de centrales formada por Thiago Silva y su compatriota David Luiz.

Pero, la salida prematura del capitán eclipsó por completo el gran debut del exdefensa del Chelsea, fichado a cambio de 50 millones de euros y que junto a Thiago Silva va a formar la pareja de centrales más cara del mundo.