Para Víctor Fernández, su equipo compitió francamente bien y ahora solo piensa en el siguiente compromiso ante el Celta de Vigo

 14 febrero, 2015

Madrid

Víctor Fernández, entrenador del Deportivo, aseguró tras perder 2-0 ante el Real Madrid que el juego de su equipo fue "mejor" que el del conjunto blanco y lamentó que sus jugadores no hubiesen estado más afortunados en las áreas con más acierto de cara al gol.

Víctor Fernández da instrucciones a sus jugadores ante el defensa del Deportivo, Laureano Sanabria, durante el partido ante el Real Madrid.
Víctor Fernández da instrucciones a sus jugadores ante el defensa del Deportivo, Laureano Sanabria, durante el partido ante el Real Madrid.

"Mejor en el juego, peores en el área. Hemos tenido bastante criterio a la hora de buscar posesiones más largas para buscar nuestro momento. Nos hemos hecho fuertes en el centro del campo. Hemos tenido criterio para distribuir la pelota. Ese trabajo no lo hemos podido culminar en el área rival", dijo.

"Es muy difícil. Ellos, aunque han desaprovechado alguna, sabes que te van a meter gol. Son atletas que saben jugar muy bien al fútbol. Hoy estaban muy concentrados. Hemos jugado bien dentro de nuestras posibilidades. Es una pena no haber culminado con gol alguna de nuestras aproximaciones", agregó.

Para Fernández, era muy "importante" que sus jugadores salieran al campo con "atrevimiento y decisión", algo que sí hicieron en los primeros quince minutos de cada tiempo, según resaltó.

"Hemos sorprendido al Madrid, y somos un equipo humilde que tratamos de jugar. Hemos merecido más, pero ellas tienen algo extraordinario: que las marcan. Tienen unos jugadores con una velocidad física y con un desplazamiento, que te hace carreras que te van a destrozar", comentó.

"Seguimos creciendo, esta no es nuestra guerra. Nuestra guerra es el sábado. Pero somos un equipo que hemos crecido de los primeros dos meses hasta ahora, y nuestra guerra es el sábado. El Bernabéu puede dejarte muchas heridas para posteriores enfrentamientos, pero el partido no nos ha lastimado mucho a parte de los tres puntos", añadió.

Para el técnico del Deportivo, su equipo compitió francamente bien y ahora solo piensa en el siguiente compromiso ante el Celta de Vigo: "Lo tenemos que ganar por necesidad, convencimiento y sentimiento", explicó.

También habló sobre la evolución de su equipo a lo largo de una temporada que inició de forma errática y que tras el ecuador de la primera parte del curso ha mejorado en todos los aspectos.

"Los jugadores llegaron a última hora porque no tenemos disponibilidad para fichar y nos lo tuvieron que prestar. Llegaron 16 fichajes nuevos, muchos cambios. Lo sufrimos mucho en las primeras jornadas. Tampoco había estabilidad social. Ahora todo se está estabilizando, a nivel social y futbolístico. Han sabido trabajar con rigor y el mercado de invierno nos ha permitido fortalecer algunas zonas del campo", concluyó.