El argentino anunció su salida tras el empate que le dio la liga española al Atlético de Madrid

 17 mayo, 2014

Al final de un año lleno de contratiempos y sin conseguir ningún título importante, el entrenador argentino del Barcelona, Gerardo Martino, anunció este sábado su marcha del club después de que el Atlético de Madrid les privara del título liguero con un empate 1-1 en el Camp Nou.

"Quería comunicar que de común acuerdo con el club hemos dejado de ser entrenadores del Barcelona", afirmó un emocionado Martino en nombre de todo su equipo técnico.

El técnico argentino de 51 años llegó al club en julio de 2013 tras la repentina renuncia de Tito Vilanova, que tuvo que abandonar el banquillo azulgrana al sufrir una recaída del cáncer que sufría desde 2011 y por el que acabó falleciendo en abril

Pese a ganar la Supercopa de España en agosto, Martino no ha conseguido recuperar la excelencia de la plantilla que terminó la temporada sin conseguir ningún título mayor por primera vez desde 2008.

El exjugador azulgrana Luis Enrique, que el viernes anunció su marcha del Celta de Vigo, se presenta como el sucesor más probable.

Tata Martino se lamenta durante el juego contra el Atlético de Madrid
Tata Martino se lamenta durante el juego contra el Atlético de Madrid

"Ha sido un enorme orgullo dirigir esta institución. Como dije el primer día, admiramos a estos futbolistas desde fuera, los admiramos desde dentro y los seguiremos admirando", explicó Martino .

"Quiero agradecer profundamente al club por haber confiado en mi. Lamento profundamente no poder haber ayudado a los muchachos a conseguir los objetivos", añadió.

Tras perder la final de la Copa del Rey ante el Real Madrid (2-1) y ser eliminados en cuartos de Liga de Campeones ante el Atlético (1-1, 1-0), el 'Tata' Martino tenía la oportunidad de redimirse con un título de Liga en la última jornada ante su afición si ganaba al Atlético de Madrid.

Pero nuevamente volvieron a aparecer las carencias ofensivas y defensivas de este curso que han hecho de la versión 'Tata' del Barça un equipo muchos menos dominador que el dirigido por Pep Guardiola (2008-2012) y Tito Vilanova (2012-2013).

"En ningún momento pudimos tener la mejor versión del Barcelona, salvo en ocasiones muy especiales", reconoció tras ese empate Martino , que a lo largo de la temporada parece haber ido sucumbiendo a las críticas del siempre exigente entorno del Barcelona.

Discípulo del técnico argentino Marcelo Bielsa, su entrenador en Newell's Old Boys de Rosario, Martino comparte los principios de toque del Barcelona: posesión, balón al piso y presión intensa al perder el esférico.

Pero las pequeñas variantes introducidas en el juego fueron entendidas como una traición al estilo del club.

Tras vencer 4-0 en el campo del Rayo Vallecano a principios de temporada, Martino se enfrentó, estupefacto, a una ola de críticas de la prensa por haber perdido la posesión ante el modesto rival, algo que no ocurría desde hacía cinco años.

"No he podido volcar todas mis intenciones" en el juego del equipo, lamentó.

Con notable reputación en Sudamérica como seleccionador de Paraguay y entrenador de Newell's, Martino ha quedado desconcertado con el fluctuante ánimo de la prensa española, que tan rápido ensalza las calidades del equipo como arremete ferozmente contra sus defectos.

El argentino tenía el listón muy alto ya que tuvo que tomar súbitamente las riendas de un equipo que en cinco años había ganado dos Ligas de Campeones (2009 y 2011) y cuatro Ligas españolas (2009, 2010, 2011 y 2013).

Además, la figura más determinante, su compatriota Lionel Messi, estuvo lesionado varias semanas y la inestabilidad institucional del equipo, inmerso en embrollos judiciales y cambios de directiva, dificultó su adaptación.

"A veces sientes que no das la talla y que no se merece una nueva oportunidad", reflexionó Martino a principios de mes, dejando intuir ya su marcha a final de temporada.

Etiquetado como: