Por: José Luis Rodríguez C. 13 mayo, 2016
Más de 5.000 personas correrán mañana la Sol y Arena. | ARCHIVO
Más de 5.000 personas correrán mañana la Sol y Arena. | ARCHIVO

Una vez más, como ha sucedido en los últimos años, la Clásica Sol y Arena vuelve a generar tensión entre la organización y la Federación Costarricense de Atletismo (Fecoa).

El ente federativo considera que la prueba debe tener el aval suyo para realizarse, mientras que los organizadores no lo ven necesario.

Según los productores, la Sol y Arena se contempla dentro de la categoría Beach Run (Carrera de Playa), por lo que no debe tener el aval de la Federación.

Por su parte, la Fecoa indica que las carreras de playa no conforman ninguna categoría, sino que se incluyen dentro de la división de pruebas pedestres, y estas, en el atletismo.

“La sección IX de las Reglas de Competición 2016 a 2017, que estableció la IAAF (Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo) es muy amplia en cuanto a las modalidades de carreras pedestres... El hecho de que se corra en arena no la hace una carrera diferente, sino, como se dijo, una modalidad fuera de carretera y como tal, sujeta a las reglas de competición de la IAAF”, indica un documento que ayer publicó la Fecoa.

La Federación añade que por falta de aval, “todo atleta federado que participe se hará acreedor de las sanciones que los estatutos han previsto”.

Ante ello, Manuel Sosa, director de la carrera, respondió que no comparte la posición de la Fecoa, y que al pertenecer a las carreras de playa, no necesitan ningún tipo de visto bueno.

“La Clásica Sol y Arena se reserva el derecho de plantear una demanda por daños y perjuicios, así como por los avales que ha cobrado la Federación a esta organización en años anteriores. De igual forma, la organización se compromete a defender a los atletas que se vean afectados por la posible sanción”.

La prueba está programada para mañana a las 3:30 p. m. Son 10 kilómetros de recorrido sobre la arena de Puntarenas.