Scott fue sétima en su heat, con 58:27, marca que dice no saber por qué no baja

Por: Fanny Tayver Marín 16 agosto, 2016
La británica Eilidh Doyle (saltando) se impuso en el heat en el que compitió la costarricense Sharolyn Scott (al fondo). | AFP
La británica Eilidh Doyle (saltando) se impuso en el heat en el que compitió la costarricense Sharolyn Scott (al fondo). | AFP

Río de Janeiro

Con un sabor muy amargo, sin encontrar explicaciones en su cabeza que borren la desazón que sentía y con toda la frustración a flor de piel.

Así salió la costarricense Sharolyn Scott del Estadio Olímpico de Río de Janeiro, tras acabar en el puesto siete de las ocho en su heat eliminatorio en los 400 metros con vallas y, por ende, poner fin a su corta aventura en las justas cariocas.

Sin embargo, la posición no fue lo que más decepcionó a la tica. El 58:27 que cronometró en la prueba fue el verdadero causante de su amargura, ya que no pudo mejorar el registro que hizo en Londres 2012 (57:03) y también se quedó lejos del 56:91 que alcanzó el año anterior.

La velocista no tiene claras respuestas a este hecho y, por el contrario, dice estar desconcertada porque en todo el 2016 no le fue posible bajar de 58 segundos.

“Me inquieta el tiempo, porque este año, estuve en 58 y siento que hay algo que no me está dando para bajar. Llevo ocho carreras haciendo el mismo registro y no sé qué es. Es frustrante y en verdad me presiona, pues hice de todo para bajar, pero no pasa. Estoy lista para correr más rápido, aunque no me sale”, dijo Scott.

La costarricense no negó que tenía el objetivo de llegar a semifinales y así superar con creces lo que presentó en sus primeros juegos, cuando fue sexta en su heat y quedó en el puesto 27 de la tabla acumulada.

No obstante, se dice satisfecha por su entrega y dedicación.

“Para Londres tenía un mejor tiempo, pero me voy satisfecha porque salí a darlo todo, aunque vine por invitación. Hice la misma marca con la que me inscribieron, así que ni mejoré ni empeoré, solo que pensé que hoy (ayer) iba a ser algo diferente. Entrené fuerte para estar en una semifinal”, puntualizó la nacional.

La tica salió al paso de quienes la critican y dejó claro que no la desvela que la señalen.

“Le he dado más al país que a mi hija. Los que critican es porque nunca practicaron deporte de alto rendimiento y no saben el sacrificio que hacemos, olvidándonos de que tenemos familia para representar al país”, señaló.

Sobre su futuro, dijo necesitar tiempo para pensar si optará por ser parte del proceso olímpico para los juegos de Tokio 2020.