Costa Rica jugará hoy a las 6 p. m. en Canadá pensando en la eliminatoria a Brasil

Por: David Goldberg J. 28 mayo, 2013
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

Poco del partido de hoy ante Canadá podrá parecerse a lo que presentará Honduras el 7 de junio en el Estadio Nacional por la eliminatoria.

Tampoco a lo de México en el Azteca, el 11; lo de Panamá, de nuevo en el Nacional, el 18. Ni la cancha, ni los jugadores, ni el estilo o el biotipo del rival.

La misión de Costa Rica es hacer que de alguna manera esto se asemeje, para que así el fogueo en casa ajena y ante un país fuera de competencia y en renovación sirva de algo más que para estadísticas.

El técnico colombiano Jorge Luis Pinto señaló durante la semana pasada que efectivamente el compromiso dista mucho de lo que será el choque frente a los catrachos, pero que desea pulir a algunos jugadores, repasar el esquema y probar los movimientos que aplicará en la competencia oficial.

En el primer rubro están Johnny Acosta y Ariel Rodríguez, a quienes busca darles ritmo.

El defensor tiene más de un mes sin disputar un partido, pero es una de las principales opciones para sustituir al suspendido Michael Umaña contra los hondureños.

El volante se acerca a casi tres semanas de inactividad y en los últimos duelos se convirtió en pieza clave del esquema del timonel.

Lo segundo a revisar es la formación del 4-5-1 (que bien puede transformarse sobre la marcha en 4-4-2), el cual caracteriza la gestión de Pinto en la Tricolor.

Por suerte, en el país hay jugadores con características similares a los legionarios que, en teoría, son dueños de los cupos de la formación titular. Los mejores ejemplos son Pablo Herrera y Cristopher Meneses, en los puestos de Christian Gamboa y Bryan Oviedo.

En el tercer campo, el de los movimientos, la transición de defensa a ataque, mantener el bloque unido y los cambios de ritmo del medio hacia adelante simplemente son un tema de nunca acabar.

La recuperación rápida de la contención, los desdobles de los laterales y las diagonales de los volantes abiertos son vitales en el funcionamiento de la Tricolor.

Después de todo este análisis, no se puede olvidar la palabra favorita del timonel, pues se sabe que siempre se puede “mirar”.

Eso es lo que le da opción a jugadores Kevin Cunningham, Jairo Arrieta o Yendrick Ruiz de tal vez colarse en la base de la Sele.

Etiquetado como: