La Tricolor ha clasificado a todas las hexagonales desde que se instauraron para Francia 98

Por: Kenneth Meléndez 31 marzo
Bryan Ruiz (derecha) controló el balón ante la marca de los hondureños Jorge Claros (centro) y Brayan Beckeles.
Bryan Ruiz (derecha) controló el balón ante la marca de los hondureños Jorge Claros (centro) y Brayan Beckeles.

El camino para que Costa Rica llegue a los mundiales a partir del 2026 parece que será mucho más sencillo, debido al nuevo reparto de cupos que la FIFA ratificaría en mayo.

La copa del mundo tendría 48 equipos, y al menos seis de ellos serán de Concacaf. Curiosamente, desde la ruta a Francia 98 la Tricolor nunca quedó fuera de los seis primeros lugares del área, ya que estuvo en todas las hexagonales.

Incluso, el peor puesto ocupado por la Sele fue un cuarto lugar.

Rodolfo Villalobos, presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), se apega a la cautela ante el nuevo formato.

"Si eso nos va a permitir estar en todos los mundiales, entonces lo veo muy positivo, pero se debe esperar porque también hay selecciones que van a crecer y siempre habrá competencia, siempre el camino será difícil, todas las federaciones querrán aspirar", razonó Villalobos.

Para el jerarca del balompié tico, Costa Rica no puede confiarse y creer que estará en todas las citas a partir del 2026.

"Tenemos que seguir compitiendo y creciendo, no podemos confiarnos de que por cupos siempre vamos a clasificar porque los cupos se ganan en la cancha, no se ganan con estadísticas", agregó Villalobos.

El portero Patrick Pemberton ve con buenos ojos que las selecciones del área cuenten con más posibilidades de jugar las copas del mundo.

"Sería bueno tener más plazas a nivel de Concacaf, que tengamos más opciones de clasificar al mundial sería muy bien para el área, que tengamos más representantes", dijo el guardameta de la Tricolor.

Más competitivo. Tanto para Villalobos como para Luis Marín, asistente técnico de la Selección, la nueva repartición de boletos elevará la competencia en el área.

"Me parece que el hecho de asistir a un mundial para una federación que no ha participado marca un antes y un después, porque le permite tener un crecimiento deportivo y económico. En la medida que otras federaciones puedan tener ese crecimiento, el área se desarrollará mejor", explicó Villalobos.

Para Marín, el roce que tendrán las demás selecciones de Concacaf es importante para elevar el nivel.

"Hay países en nuestra área que podrían competir con otro tipo de selecciones y eso le dará crecimiento a la región. Creo que lejos de favorecernos, el crecimiento puede venir porque más selecciones tendremos la oportunidad de participar en mundiales, vivir estas experiencias y competir contra otro tipo de selecciones", finalizó el ayudante de Óscar Ramírez.

Distribución de plazas

Asia: 8 plazas directas

África: 9 plazas directas

Concacaf: 6 plazas directas

Conmebol: 6 plazas directas

Oceanía: 1 plaza directa

Europa: 16 plazas directas

Habrá un torneo de repechaje con seis selecciones, una de cada confederación, excepto de Europa, y otro país de la confederación anfitriona.