En su lugar, ocupará la presidencia el vicepresidente deportivo, Josep Maria Bartomeu, quien, después de que la junta lo haya decidido por unanimidad.

 23 enero, 2014

Barcelona

El presidente del Barcelona, Sandro Rosell, presentó su dimisión irrevocable en una reunión de urgencia con sus directivos en el Camp Nou.

En su lugar, ocupará la presidencia el vicepresidente deportivo, Josep Maria Bartomeu, quien, después de que la junta lo haya decidido por unanimidad, finalizará el mandato, hasta el 30 de junio del 2016.

Rosell anunció su decisión a sus directivos esta tarde y después lo ha trasladado a los medios de comunicación en una repleta sala de prensa del Camp Nou, donde leyó un comunicado razonando su adiós, durante cinco minutos.

Se consumó así un hecho que causó un gran impacto en el barcelonismo desde esta mañana, cuando conoció que Rosell meditaba su adiós.

La dimisión de Rosell se produce un día después de que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz admitiera a trámite la querella interpuesta contra él por apropiación indebida por el fichaje de Neymar.

Sandro Rosell, presidente del Barcelona, junto al extrenador del club Pep Guardiola.
Sandro Rosell, presidente del Barcelona, junto al extrenador del club Pep Guardiola.
Etiquetado como: