Con un gol de penal de Néstor Ortigoza, el club argentino venció en la final de vuelta al Nacional de Paraguay.

 13 agosto, 2014

Buenos Aires, Argentina

Julio Buffarini celebra tras el pitazo final de la final de la Copa Libertadores. San Lorenzo ganó por primera vez este certamen.
Julio Buffarini celebra tras el pitazo final de la final de la Copa Libertadores. San Lorenzo ganó por primera vez este certamen.

San Lorenzo de Argentina celebró su noche de gloria al alzar por primera vez en su historia la Copa Libertadores con una ajustada y dramática victoria por 1-0 frente a Nacional de Paraguay, un duro rival que luchó con dinamismo e inteligencia.

El gol de la victoria, anotado desde los doce pasos por el volante Néstor Ortigoza a los 36 minutos, no reflejó el desarrollo el partido por el dominio territorial y de control del juego que ejerció durante casi todo el encuentro la escuadra guaraní Tricolor.

Más de 40.000 almas festejaron hasta el delirio la conquista de uno de los grandes del futbol argentino, apodados El Ciclón, Los Cuervos o Los Santos, que tuvo que esperar 54 años para ganar el trofeo luego de haber sido eliminado en semifinales de la primera edición de 1960.

En el partido de ida en Asunción empataron 1-1.

La consagración de San Lorenzo le reserva un lugar en el Mundial de Clubes de la FIFA que se disputará en Marruecos en diciembre.

Su hincha más famoso, el papa Francisco había dicho este miércoles antes del partido que "hoy es un día especial".