14 agosto, 2014

El volante Julio Buffarini celebra el título luego del pitazo final. | AFP
El volante Julio Buffarini celebra el título luego del pitazo final. | AFP

Buenos Aires. EFE. Argentina volvió a ser el rey de la Copa Libertadores al sumar ayer su título 23, tras el triunfo 1-0 del San Lorenzo sobre el Nacional de Paraguay, que le significó también al equipo del que es hincha el Papa Francisco su primer trofeo continental.

En sus 106 años de historia y liderado por Leandro Romagnoli, San Lorenzo celebró ante su público en el estadio Nuevo Gasómetro.

Lo más lejos que había llegado el Ciclón argentino en el certamen fue a las semifinales de 1960, 1973 y 1988, en las que cayó eliminado por Peñarol, Independiente y Newell’s Old Boys, respectivamente.

Su rival, el Nacional paraguayo, en su sétima participación en la Copa, se quedó a las puertas de romper la hegemonía del Olimpia, el único vencedor guaraní del torneo (1979, 1990 y 2002) .

Los otros veintidós títulos de equipos argentinos en la Copa Libertadores los ganaron Independiente (7), Boca Juniors (6), Estudiantes de la Plata (4), River Plate (2), Racing (1), Argentinos Juniors (1) y Vélez Sarsfield (1).

Brasil sigue en el segundo lugar del palmarés por países, con diecisiete trofeos. Uruguay es tercero, con ocho campeonatos continentales con sus clubes.

El ansiado podio de la Copa Libertadores de América también fue ocupado por clubes de Paraguay, Colombia, Chile y Ecuador.