Para el argentino, que asumió este año su cargo de timonel de los incas, la Copa América puede ser el inicio de un camino importante

 29 junio, 2015

Santiago

Sin "consuelo" Perú se despidió de la final de la Copa América al caer 2-1 ante Chile, pero con la "tranquilidad" de haber dado todo para soportar 70 minutos con un hombre menos, dijo este lunes el entrenador Ricardo Gareca.

"Tratamos de dar todo, tengo que felicitar a los muchachos, entregaron todo en el campo de juego, pero queda la sensación amarga de quedar eliminados", dijo el entrenador argentino al finalizar el encuentro, en el que con dos goles de Eduardo Vargas (42', 64') y gol en contra de Gary Medel (60') le dio el pasaje a Chile.

"Nos enfrentamos a una selección dura, difícil y jugar tanto tiempo con un hombre menos en este nivel de selecciones es algo más complicado", puntualizó el entrenador al comentar la expulsión del defensa Carlos Zambrano a los 20 minutos, decretada por el arbitro venezolano José Argote.

Sobre la actuación del árbitro, Gareca prefirió no emitir comentarios.

Un abatido Gareca lanzó: "ambicionábamos más", sin embargo en todo momento destacó la "tranquilidad" que le queda al equipo por haber entregado todo en el campo de juego.

Para el argentino, que asumió este año su cargo de timonel de los incas, la Copa América puede ser el inicio de un camino importante que tendrá su prueba máxima en las clasificatorias sudamericanas para el Mundial de Rusia 2018.

Gareca destacó la valía del equipo de su compatriota Jorge Sampaoli y reconoció que el equipo local sufre el peso de tener que ganar la primer Copa América de su historia en su casa.

Para Perú la posibilidad de ganar la tercera Copa tras las de 1939 y 1975 quedó en el olvido y ahora luchará por conquistar un tercer puesto "con lo mejor" que tenga disponible, señaló Gareca.

El partido del martes entre Argentina y Paraguay definirá al rival de Chile en la final y al de Perú por el tercer puesto del máximo torneo continental.