Por: Randall Corella V. 25 octubre, 2014
Los rivales del Real Madrid y del Barcelona se enfrentarán en búsqueda por romper récords y rachas en la liga española.
Los rivales del Real Madrid y del Barcelona se enfrentarán en búsqueda por romper récords y rachas en la liga española.

Las buenas rachas y los récords retarán hoy al clásico 229 en la historia del fútbol español. Un Real Madrid con cinco triunfos al hilo, la mejor delantera y el pichichi de la liga (Cristiano Ronaldo) recibirá esta tarde (10 a. m., hora de Costa Rica) a un Barcelona líder e invicto, con el arco en cero y Lionel Messi a la puertas de un récord histórico.

La posibilidad de que el astro blaugrana se convierta hoy en el máximo goleador de la liga española, sumado al regreso del polémico Luis Suárez, serán los atractivos de un duelo enmarcado como el mejor clásico del fútbol actual.

Real Madrid y Barcelona saltarán a la cancha del Santiago Bernabéu exhibiendo un buen puñado de los mejores futbolistas del planeta.

Ningún otro equipo reúne a jugadores considerados entre los mejores en cada línea, especialmente de la mediacancha hacia adelante.

Toni Kroos, Luka Modric, Isco Alarcón y James Rodríguez serán la ‘pócima’ blanca para quitar por primera vez el balón a Ivan Rakitic, Sergio Busquets, Andrés Iniesta y, tal vez, a Xavi Hernández.

Los momentos dulces de Cristiano Ronaldo y Karim Benzema buscarán imponerse en pegada a la nueva versión de Lionel Messi y el goleador Neymar, con el aliciente del regreso de Luis Suárez.

El clásico tiene todos los ingredientes para garantizar un espectáculo que, récords aparte, medirá el verdadero nivel de la remontada blanca o servirá para que los azulgranas amplíen a siete puntos la distancia en la tabla.

A él llega lanzado un Real Madrid que, tras las duras derrotas ante Real Sociedad y Atlético de Madrid, ha logrado ocho victorias consecutivas en liga y Champions .

La baja de Gareth Bale modificará el estilo. El Real Madrid será menos vertical y directo, pero ganará posesión y precisión en el juego con Isco y James Rodríguez.

Se enfrentan el mejor ataque contra la mejor defensa. Los 30 goles a favor del Real Madrid (con Cristiano marcando un nuevo registro para la historia con 15 tantos en ocho jornadas), ante una defensa insuperable, la del Barcelona, y un portero que también supera récords como Claudio Bravo.

Ni un solo gol en el inicio liguero de temporada. Llega su gran examen en el Santiago Bernabéu.

A diferencia de otros años, en los que el equipo culé estaba cantado, existen dudas en algunas posiciones. La principal, la alineación del uruguayo Luis Suárez, que lleva cuatro meses sin juegos oficiales.

En el centro del campo, Xavi y Sergio Busquets se debaten el acompañar a Iniesta y Rakitic como gendarmes de una zona baja que podría entrar a la historia como la única que no recibió goles en las nueve jornadas iniciales de las cinco grandes ligas de Europa.