Por: Fanny Tayver Marín 13 enero, 2015

Durante la ceremonia del Balón de Oro, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi estuvieron juntos. Al argentino lo acompañó su esposa, Antonella Rocuzzo. | AFP
Durante la ceremonia del Balón de Oro, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi estuvieron juntos. Al argentino lo acompañó su esposa, Antonella Rocuzzo. | AFP

Lionel Messi se consagró como el rey de los récords en 2014, pero Cristiano Ronaldo se quedó una vez más con el Balón de Oro, gracias a los títulos.

El argentino hizo lo suyo en el año, aunque batir marcas no fue suficiente para la elección.

Messi se convirtió en el máximo goleador de la Champions League, al tiempo que es el futbolista que más concreciones registra en la historia del balompié de la Liga Española.

Algunos dicen que este Messi no es el de antes, pero lo que más peso tiene son los resultados y pareciera que el gran pecado de ‘ La Pulga ’ es que sus equipos no obtuvieron ningún trofeo.

La albiceleste perdió la final del Mundial de Brasil contra la potente Alemania, mientras que el Barcelona fue superado por el Atlético de Madrid en los cuartos de final de la Champions y luego por la corona del fútbol español.

Cristiano Ronaldo tuvo mejor suerte con un Real Madrid que ganó la Liga de Campeones, la Copa del Rey, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes.

Al final, lo colectivo repercute en la intensidad de luz que irradia una estrella y así lo comprendió ayer Lionel Messi en Zúrich.

Él se mantiene como el máximo coleccionista de Balones de Oro, tras apoderarse de la distinción entre 2009 y 2012, pero CR7 ya suma tres. Y lo puede alcanzar.

“Yo intento conseguir títulos. Es lo que más me importa”, afirmó Lionel Messi, para agregar: “No se pudo en esta ocasión, hay que pensar en lo que viene”.

En cuanto al Balón de Oro, el marcador entre Messi y CR7 va 4-3, con ventaja del argentino.