El Barcelona enfrentará al Sporting Gijón en el Camp Nou (12:30 p. m.) y el Madrid recibe a Las Palmas en el Santiago Bernabéu (2:30 p. m.)

Por: Fiorella Masís 28 febrero
Cristiano Ronaldo recoge el balón tras anotar ante el Villarreal.
Cristiano Ronaldo recoge el balón tras anotar ante el Villarreal.

Al Real Madrid y Barcelona tan solo los separa un punto en la tabla de posiciones de la liga española, aunque los merengues deben un duelo en el calendario. La lucha es ardua y cualquier descuido puede resultar fatal en sus aspiraciones.

En un campeonato de dientes apretados como el que están disputando ambos, se avecina una fecha en la que en teoría pueden respirar con más calma.

De acuerdo a sus rivales de este miércoles, merengues y culés están ante la opción de afinar detalles de cara a una semana intensa, que además del torneo local, incluye la vuelta de octavos de la Champions League.

El Madrid, líder con 55 puntos, recibe en el Santiago Bernabéu a Las Palmas (2:30 p. m.), mientras que el Barcelona enfrentará al Sporting Gijón en el Camp Nou (12:30 p. m.).

Esos contrincantes hacen preveer que ni azulgranas ni blancos tendrán mayores problemas para hacer respetar su casa y mantener la clasificación sin movimientos.

De acuerdo a lo que ha sucedido en este certamen, el que menos dificultades puede pasar es el Barça, pues hasta ahora el rendimiento del Sporting es muy bajo, con apenas cuatro victorias en 24 partidos.

Aunado a eso, Lionel Messi y compañía los visitaron en la fecha seis y los golearon 0-5.

Lionel Messi celebró con sus compañeros el gol del domingo ante el Atlético de Madrid.
Lionel Messi celebró con sus compañeros el gol del domingo ante el Atlético de Madrid.

En este momento su rival de turno se encuentra en la lucha por el no descenso. Pese a todo esto, el técnico Luis Enrique cree que los de Gijón son complicados.

"El Sporting es un equipo que se vuelve peligroso en este tramo final de temporada, como son todos los clubes de abajo, porque se acaba el plazo de revertir su situación. Para nosotros es un partido clave en nuestro reto de seguir mejorando en la tabla y la idea de no perder puntos", explicó el entrenador.

Por su parte, el Real Madrid vuelve a su terreno después de dos cotejos de visita en los que sufrió demasiado y se quedó con tres de seis unidades. El equipo de Keylor Navas cayó 2-1 ante el Valencia y luego ganó al Villarreal 3-2, tras ir perdiendo 2-0.

"Hasta comienzos de enero, ¿cuántos partidos perdimos? Ninguno. Es normal dentro de una temporada tener momentos en que lo pasas mal", señaló Zinedine Zidane, técnico del Real.

El francés tampoco se imagina un encuentro sencillo ante Las Palmas, al que le da su mérito después del empate entre ambos, en setiembre anterior.

"En Las Palmas hicimos un gran partido y nos empataron al final. Técnicamente sabe manejar bien el balón, sobre todo en medio campo, y vamos a intentar que no jueguen fácil en nuestro terreno. Es un rival con mucha calidad".

Tres días después de disputar esos compromisos, el Barcelona recibirá a un incómodo Celta de Vigo, mientras el Real Madrid visitará al Eibar.

Sin mucho tiempo para descansar, los blancos viajan a Nápoles para defender la diferencia de 3-1 en el juego de vuelta por los octavos de Champions, el próximo martes.

El miércoles será el turno de los blaugranas, aunque con una historia muy distinta, porque pierden la serie 4-0 ante el Paris Saint Germain.

Tres juegos en seis días para el Madrid y en siete días para el Barcelona, una semana clave que va de menos a más exigencia.