Blancos cayeron 2-0 ante el Dortmund, pero marcador global les dio el pase a semis

Por: Katherine Chaves R., Randall Corella V. 9 abril, 2014

El Real Madrid alcanzó ayer su cuarta semifinal consecutiva de Liga de Campeones, amparado en los tres goles que anotó en el juego de ida para cumplir una venganza repleta de sufrimiento.

El Borussia Dortmund fue todo voluntad, ganó con doblete de Reus y no dio su brazo a torcer, pero acabó cediendo la serie con un marcador global de 2-3.

Gareth Bale y Pepe se abrazan tras el juego que su equipo, el Real Madrid, perdió ayer ante Borussia Dortmund. | AP
Gareth Bale y Pepe se abrazan tras el juego que su equipo, el Real Madrid, perdió ayer ante Borussia Dortmund. | AP

Eso a pesar de que el Real Madrid pudo sentenciar la eliminatoria apenas al minuto 16 del partido efectuado en el estadio Iduma Park de Dortmund.

Una mano de Lucasz Piszcek en el área fue marcada como penal, pero el error en el lanzamiento de Ángel Di María provocó que la situación ventajosa se volviera en contra del equipo blanco.

El argentino se resbaló cuando golpeó el esférico y Roman Weidenfeller adivinó el lanzamiento.

Fue la inyección de moral para un Borussia Dortmund que se sabía en busca de lo imposible pero comenzó a creer en el milagro.

Marco Reus fue una auténtica pesadilla para el Real Madrid. Dominador de todas las zonas del campo, estuvo atento a una pifia monumental de Pepe (26’).

El portugués cabeceó hacia su portería y dejó el balón en los pies de Reus, que no tuvo dificultades para vencer a Iker Casillas.

El gol encendió a la afición local que empezó a creer en la increíble posibilidad de la remontada.

El Dortmund recurrió al pressing para robar balones en tierra ajena, y Real Madrid desapareció.

Empezó a perder balones, a jugar siempre hacia atrás y en un mal pase de Asier Ilarramendi, el Dortmund montó un contragolpe que acabó en gol.

De nuevo Reus avanzó hasta el borde del área y tocó el balón a la derecha desde donde Lewandowski remató contra el poste.

El rebote lo recogió el propio Reus, que marcó el 2-0. Con el gol, el que al principio sería un juego de trámite se puso al rojo vivo.

Al Dortmund solo le faltaba un tanto para igualar la eliminatoria. El técnico madrileño, Carlo Ancelotti, envió a Isco por Illarrameni para la segunda parte, en busca de una reacción obligada.

El equipo ganó en posesión, profundidad y llegada, hasta tuvo algunas ocasiones que no supieron concluir con acierto Benzema, Bale ni Di María.

El Dortmund reservó fuerzas para acabar muy cerca del gol que habría provocado la prórroga.

Al 67’, Mhlitaryan estrelló un balón contra el poste, tras regatear a un Iker Casillas que, una vez más, se disfrazó de salvador.

Con dos grandes tapadas ante Mhkitaryan y Milosz Jojic, el capitán madridista evitó un sufrimiento mayor para los merengues.

El Madrid acabó pidiendo la hora para disfrutar el pase a la semifinal y cobrar venganza de lo que el Dortmund les hizo un año atrás.

Borussia Dortmund 2

Titulares: Roman Weidenfeller, Lukasz Piszczek, Manuel Friedrich, Mats Hummels, Erik Durm, Oliver Kirch, Milos Jojic, Marco Reus, Henrikh Mkhitaryan, Kevin Grosskreutz, Robert Lewandowski. D. T.: Jurgen Klopp.

Cambios: Aubameyang (Piszczek, al 81’).

Real Madrid 0

Titulares: Iker Casillas, Dani Carvajal, Pepe, Sergio Ramos, Fabio Coentrao, Asier Illarramendi, Xabi Alonso, Luka Modric, Ángel Di María, Gareth Bale, Karim Benzema. D. T.: Carlo Ancelotti.

Cambios: Isco Alarcón (Illarramendi, al 46’), Casemiro (Di María, al 73’) y Varane (Benzema, al 90’).

Goles: 1-0 (26’): Marco Reus. 2-0 (37’): Marco Reus.

Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia).

Estadio: Signal Iduma Park de Dortmund, ante 65.829 espectadores.