Los lusos ya tenían el pase asegurado, mientras los serbios estaban fuera matemáticamente

 11 octubre, 2015
Los jugadores de Portugal celebran una anotación ante Serbia.
Los jugadores de Portugal celebran una anotación ante Serbia.

Lisboa

Portugal se impuso este domingo a Serbia por 1-2 en la última jornada de la fase de clasificación para la Eurocopa, en un partido en el que ninguna se jugaba el pase y que permitió a los lusos certificar una racha de siete victorias consecutivas, la mejor de su historia.

Los goles de Nani (minuto 5) y João Moutinho (78') permitieron a Portugal garantizar el primer puesto de su grupo de cara a la Eurocopa de Francia, en la que tenía garantizada su presencia tras el 1-0 cosechado el jueves ante Dinamarca.

Los serbios, que ya estaban matemáticamente eliminados, plantaron cara a la selección lusa durante gran parte del encuentro y llegaron a empatar en el minuto 65 con un tanto de Tosic en un partido que acabaron jugando con 10.

Sin Cristiano Ronaldo, Tiago y Ricardo Carvalho, liberados del partido, Fernando Santos introdujo siete novedades en el once inicial respecto al duelo frente a Dinamarca, incluido el defensa del Benfica Nelson Semedo, que firmó su debut con su selección.

Los serbios afrontaban el partido con varias bajas importantes, entre ellas las del defensa Ivanovic y el extremo Lazar Markovic.

A pesar de que las primeras aproximaciones peligrosas del partido fueron firmadas por Serbia, fue la selección lusa la que abrió el marcador con rapidez.

En el minuto 5, Danny, delantero del Zenit, consiguió colarse con habilidad entre los centrales serbios y rematar a puerta. El portero Stojkovic rechazó el balón, pero Nani estuvo atento y puso por delante al equipo luso.

Después del gol, el partido perdió intensidad, con los de Santos manteniendo el control del juego en un primer momento.

Sin embargo, con el paso de los minutos fue aumentando la presión por parte de Serbia, que logró varios acercamientos peligrosos a la meta de Rui Patricio.

En el minuto 32, Tosic recibió el balón en la parte derecha del campo y tras avanzar hacia el centro envió un fuerte disparo que obligó a intervenir al guardameta luso.

Apenas seis minutos después, los serbios volvieron a intentarlo con una combinación entre Milivojevic y Ljajic que dejó a este último solo ante el portero, aunque no consiguió encontrar meta.

La selección serbia siguió buscando el gol en la segunda parte y llegó a enviar un balón al fondo de la portería en el minuto 54 por medio de Mitrovic, pero el tanto fue anulado por fuera de juego.

Tras dar entrada a Éder en el lugar de Danny, Portugal lo intentó con un remate desde fuera del área de Quaresma que pasó rozando el poste izquierdo.

El premio merecido por los serbios llegó en el 65', cuando Kolarov envió un pase cruzado desde la izquierda que encontró en el corazón del área a Tosic, quien esta vez no falló e inauguró la cuenta goleadora de su equipo.

Santos decidió entonces agotar sus cambios y permitir la entrada del medio João Moutinho en la posición de Miguel Veloso, una estrategia que terminó dando sus frutos.

En el minuto 78, el medio centro del Mónaco devolvió la ventaja a sus compañeros con un golazo desde fuera del área.

Atrás en el marcador, los serbios comenzaron a ponerse nerviosos y la situación derivó en dos expulsiones: la de Kolarov, que vio dos amarillas consecutivas cuando ya estaba en el banquillo tras ser cambiado, y la de Matic, que dejó a su equipo con diez después de recibir una roja directa tras una agresión a André André.

Aunque Serbia intentó reaccionar dando entrada a los delanteros Sulejmani y Skuletic, el partido estaba sentenciado.

Portugal estuvo cerca de anotar el tercero con una gran jugada de Nani que acabó en un remate a la entrada del área rechazado a duras penas por Stojkovic.