En el primer partido el PSG ganó 0-4, y este miércoles cerró con un 2-1 en casa

 12 marzo, 2014

París

Marquinhos celebra su gol en la victoria del París Saint Germain ante el Bayer Leverkusen.
Marquinhos celebra su gol en la victoria del París Saint Germain ante el Bayer Leverkusen.

Una versión plagada de reservas del París Saint-Germain, que a la vista de lo holgado del resultado de la ida dio descanso a seis titulares, dominó también en la vuelta al Bayer Leverkusen (2-1) para lograr, por segundo año consecutivo, su clasificación para cuartos de final de la Champions League.

El 0-4 logrado en Leverkusen dejaba pocas interrogantes en la eliminatoria, por lo que Laurent Blanc dio descanso a casi toda su defensa titular, con excepción de Thiago Silva y a su centro del campo de gala.

Solo el ataque era el habitual, con un Zlatan Ibrahimovic que, pese a los dolores de espalda que arrastra, había exigido al técnico disputar el encuentro, con la intención de mantener el duelo -lleva 10 tantos- a distancia que le mide al portugués Cristiano Ronaldo (11) como máximo goleador de la competición.

El sueco estuvo cerca de empatar, cuando estrelló en el larguero un disparo desde el borde del área. Pero se marchó a los 71 minutos, sin lograr la ansiada diana.

Pese a la victoria, el PSG no mostró la solidez habitual. Se notaron demasiado las ausencias y el portero Sirigu tuvo que intervenir hasta en cinco ocasiones para evitar los tantos germanos, una de ellas para detener un penalti.

El equipo francés se vio incluso obligado a remontar un gol adverso, logrado a los seis minutos por Sam en una rápida combinación de contragolpe.

Aún le quedaba mucha montaña que escalar al equipo alemán, que vio su labor todavía más complicada cuando en el 13 el brasileño Marquinhos cabeceó a las mallas un córner botado por Cabaye.

Con la eliminatoria prácticamente decidida, el interés del encuentro se centró en saber si el PSG sumaría su sexto triunfo consecutivo o si los germanos romperían la racha de seis partidos sin ganar.

Lavezzi fue el causante de que el triunfo se quedara en el Parque de los Príncipes, al enviar a las mallas un buen centro de Digne, el joven lateral izquierdo del equipo, que completó un gran partido en la máxima competición continental.

El atacante argentino logró su primer tanto en la Liga de Campeones esta temporada.

El partido se allanó en el minuto 68 cuando el colegiado mostró la segunda amarilla a Can por simular una falta. Con uno menos, el Bayer dejó de pensar en este partido y su entrenador cambió a algunos de sus titulares pensando en la Bundesliga.

El PSG pudo agrandar el resultado, pero el marcador no se movió.