Carlos Avedissián, el técnico de Costa Rica, resistirá juego guaraní con posesión de balón

Por: Rodrigo Calvo C. 8 agosto, 2014

Costa Rica dejó atrás el trago amargo de la goleada inicial contra Francia, por 5-1, y enfila las baterías en el siguiente compromiso del Mundial Femenino Sub-20 en Canadá, que será ganarle mañana a Paraguay.

Tania Espínola (derecha) es una de las individualidades más peligrosas de Paraguay, aseguró el cuerpo técnico de Costa Rica. La guaraní puso en apuros a la neocelandesa, Emily Jensen (5), antenoche en el duelo de Montreal. | AP
Tania Espínola (derecha) es una de las individualidades más peligrosas de Paraguay, aseguró el cuerpo técnico de Costa Rica. La guaraní puso en apuros a la neocelandesa, Emily Jensen (5), antenoche en el duelo de Montreal. | AP

La necesidad de triunfo es incuestionable y se empezó a fraguar en el plantel tricolor desde el primer momento en que finalizó el duelo con las galas, en el vestidor del Estadio Olímpico de Montreal.

Su estratega, el uruguayo Carlos Avedissián; su asistente, Amelia Valverde; y el delegado federativo, Víctor Hugo Alfaro, miraron el juego completo en el que las guaraníes cayeron 0-2 contra Nueva Zelanda, mientras que sus pupilas solo analizaron la primera parte.

La conclusión principal de Avedissián es que el estilo de Paraguay es diametralmente opuesto al francés. “Francia tiene un juego más de equipo. Paraguay lo que tiene es lo contrario: un trabajo más individual que colectivo”, enfatizó.

El seleccionador identificó después a las figuras del rival por su número: la 1, la portera Cristina Recalde maneja con acierto el juego aéreo; la 5, la central Tania Riso posee buena estatura; y están las que manejan el mediocampo, la 8, Fanny Godoy, y la 6, Soledad Garay.

Pero opinó que las más peligrosas son la número 10, Tania Espínola, y la 11, Jéssica Martínez. “Estas delanteras son muy habilidosas y rápidas. El grupo siempre busca llegar con ellas al marco rival”.

Tanto Godoy como Martínez ya son conocidas de Costa Rica, pues jugaron aquí en el Mundial Sub-17, entre el 15 de marzo y el 4 de abril.

Dijo que la número 20, la volante Fabiola Delvalle, es de gran cuidado cuando penetra por las bandas.

Estrategia. Ante este panorama, Costa Rica procurará superar el escollo paraguayo con buena tenencia de la bola, reveló Avedissián.

“Pretendemos ganar el mediocampo con buena posesión de balón, para así generar los espacios y acercarnos más al área rival. Vamos a jugar con solo un contención y no con dos volantes de recuperación, para tener dos creativas que acompañen a las atacantes y puedan filtrarles balones”, realzó.

Francia lidera el grupo D, con tres unidades y mejor diferencia de goles (+4); las neozelandesas tienen el mismo puntaje (3), pero su gol positivo es inferior (+2). Paraguayas y ticas poseen cero puntos.

Un triunfo galo mañana en Montreal sobre Nueva Zelanda le sellaría el pase a cuartos de final.

La Sele requiere su primer triunfo en citas femeninas. En cuatro Copas anteriores sumó 10 reveses: seis en los Sub-17, de 2008 y 2014; y cuatro en los Sub-20 de 2010 y 2014.

“Necesitamos ganar y recortar el gol diferencia, pero para mí pesarán más los puntos”, afirmó Avedissián sobre el reto de la Sub-20.