Los guaraníes están en semifinales tras vencer en penales al equipo de Dunga

 28 junio, 2015
El volante paraguayo Víctor Cáceres le anota a Jefferson en el partido de ayer ante Brasil, lo que representó el empate para irse a penales. | AFP
El volante paraguayo Víctor Cáceres le anota a Jefferson en el partido de ayer ante Brasil, lo que representó el empate para irse a penales. | AFP

Concepción, Chile AP Dunga volvió a la selección de Brasil para levantar a un equipo con la psique arruinada por la humillación en las semifinales del pasado Mundial jugado en casa.

Pero después de ser eliminado por Paraguay, ayer en la segunda ronda de la Copa América, la Verdeamarela se despide de Chile con más dudas que respuestas y una preocupante dependencia de Neymar.

Sin personalidad ni temple, los pentacampeones mundiales cayeron en una definición por penales ante Paraguay, el mismo oponente que los despachó hace cuatro años en los cuartos de final de la Copa América.

Tras empatar 1-1 en 90 minutos, el juego se resolvió en penales, en los que se impuso por 4-3.

El plantel llegó al campeonato con una racha de 11 victorias desde que Dunga tomó las riendas tras la debacle del Mundial, en el que cayó 7-1 ante Alemania en semifinales. Pero ese buen momento se vino abajo en Chile.

Brasil sufrió lo indecible para vencer 2-1 a Perú en el debut, juego en el que Neymar se echó el equipo al hombro con un gol y una asistencia en el descuento.

Después perdió 1-0 ante Colombia en el que sería el último encuentro del astro del Barcelona, suspendido cuatro fechas por agredir a jugadores colombianos e insultar al árbitro.

La Canarinha derrotó 2-1 a Venezuela en el cierre de la fase de grupos, otra victoria engañosa si se toma en cuenta que la Vinotinto estuvo a punto de empatar en los minutos finales.

El veterano Robinho y Philippe Coutinho se quedaron cortos en la tarea de cargar el ataque brasileño, sin ideas en la creación y anémico en la definición.

“Lógico que Neymar es importante, pero tenemos jugadores de calidad, buenos jugadores. Falta un poco de experiencia en Copa América y Libertadores”, apuntó Dunga. “Por eso este torneo es importante, para que nos vayamos ambientando a lo que es la eliminatoria”, añadió.

Si jugadores como Fred y Hulk quedaron a deber en el Mundial nuevas promesas como Douglas Costa y Firmino, flamante delantero de Liverpool inglés.

“Brasil ha tenido selecciones fantásticas y estuvo 40 años sin ganar una Copa América. Vinimos sin jugadores con mucha experiencia, que hubieran sido importantes. Venir sin esos jugadores es perjudicial”, dijo Dunga.

Willian, volante del Chelsea, fue de lo poco rescatable en un equipo brasileño que, al igual que en 2014, hizo agua en la defensa.

Thiago Silva cometió la mano que provocó el penal con el que Paraguay empató 1-1 en los 90 minutos, David Luiz quedó ridículo en varias ocasiones y el arquero Jefferson se mostró inseguro en sus salidas del arco.

La Confederación Brasileña de Fútbol tendrá que decidir si confirma a Dunga, despedido de su primera etapa como timonel luego de la eliminación ante Holanda en los cuartos de final del Mundial de 2010 en Sudáfrica.

Etiquetado como: