Por: Juan José Herrera Ch. 14 septiembre, 2014

La Selección de Panamá se dejó el tercer lugar de la Copa Centroamericana con lo justo, viviendo de la renta de un gol, apenas al 5’, del que El Salvador nunca pudo recuperarse.

La anotación, obra de Román Torres, vino precedida de un tiro de esquina en los primeros instantes de acomodo, cuando los cuscatlecos intentaban asentarse en el terreno de juego.

Román Torres (5) fue el autor del único tanto del compromiso. | AFP
Román Torres (5) fue el autor del único tanto del compromiso. | AFP

A partir de ahí el compromiso, lejos de crecer en emociones lo hizo en brusquedad, pues los canaleros encontraron en el juego físico la receta para defender esa pequeña pero al final efectiva renta ante la Selecta .

El Salvador, que para el segundo tiempo por fin le apostó a la ofensiva, desaprovechó en al menos dos ocasiones la posibilidad del empate: primero con José Álvarez tras un pase de la muerte de Alexánder Larín y luego en un remate lejano de Rafael Burgos que rozó el júbilo.

Ni la merecida expulsión de Armando Cooper, al 76’, o los cinco minutos de reposición le alcanzaron a los cuscatlecos para obligar al alargue y Panamá, aunque con sudor de más, consiguió meterse en el podio.