30 julio, 2014

Buenos Aires. AFP. El padre de crianza de Carlos Tévez fue liberado ayer tras más de ocho horas de secuestro en las afueras de Buenos Aires, en un caso que movilizó a las máximas autoridades de seguridad del país.

“(Segundo Tévez) está liberado, se encuentra bien y se reencontró con su familia”, comunicó el abogado de la familia, Gustavo Galasso a un medio local.

Por su parte, Carlos Tévez agradeció por el apoyo recibido y asque su padre está bien, a través de su cuenta de Twitter.

“Agradezco a todos por el apoyo de siempre. Contarles q mi padre está bien, sano y a salvo. Eso es lo más importante!!!”, sostuvo el Apache.

La familia tuvo que pagar un rescate para lograr su liberación, aseguró el secretario de Seguridad, Sergio Berni.

Fotografía sin fechar que muestra a Segundo Tevez (derecha), el padre de crianza del futbolista Carlos Tevez, en Buenos Aires, Argentina. | EFE
Fotografía sin fechar que muestra a Segundo Tevez (derecha), el padre de crianza del futbolista Carlos Tevez, en Buenos Aires, Argentina. | EFE

El monto del rescate fue de 600.000 pesos ($73.000), de acuerdo a medios de prensa.

Trascendió que el hombre fue interceptado el martes en la mañana cuando manejaba su automóvil en la zona de Morón –afueras de Buenos Aires– y que la familia recibió al menos dos llamados extorsivos de los secuestradores

El secuestro movilizó a Berni, quien prometió un amplio operativo de la unidad antisecuestro para rescatar al padre del ídolo del fútbol argentino, y también llevó a Daniel Scioli, gobernador de Buenos Aires, a solicitar a los captores que “rápidamente” lo liberaran.

Una vez rescatado, prometió atrapar a los delincuentes.

Segundo Tévez es el padre de crianza del Apache, ya que el padre biológico murió cuando el futbolista era niño.

El secuestro del padre del Apache no es el primero que conmueve al mundo del fútbol.

El caso más resonante fue el de Rubén Asrtada, padre del futbolista de River Leonardo Astrada. Luego de permanecer en cautiverio durante 27 días, el hombre fue liberado antes de pagar un rescate.