11 abril, 2016
El entrenador del Wolfsburgo alemán, Dieter Hecking, admitió este lunes que el Real Madrid todavía es favorito para pasar a semifinales de la Liga de Campeones.
El entrenador del Wolfsburgo alemán, Dieter Hecking, admitió este lunes que el Real Madrid todavía es favorito para pasar a semifinales de la Liga de Campeones.

El entrenador del Wolfsburgo alemán, Dieter Hecking, admitió este lunes que el Real Madrid todavía es favorito para pasar a semifinales de la Liga de Campeones, pero advirtió que "nuestra tarea es que el favorito fracase".

"Si se comparan las historias de los clubes, sabemos claramente quién es el favorito (...) pero, nuestra tarea es que el favorito fracase", dijo Hecking en la rueda de prensa previa al encuentro de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones el martes en el estadio Santiago Bernabéu.

"Sabemos lo que nos espera en la Champions League y creo que lo vamos a hacer muy bien", añadió Hecking, cuyo equipo saldrá al campo con la ventaja de los dos goles logrados en la ida, que obligará a una remontada al equipo blanco.

"Creo que van a tener que esforzarse bastante. Sabemos que es un mito, sabemos que es el Real Madrid, sabemos lo que es el Bernabéu, desde luego nos impone. Tenemos un gran respeto al Real Madrid y a este estadio, pero a pesar de ello, creo que también nosotros nos ganamos su respeto en el partido de ida", afirmó.

"Lo estamos haciendo muy bien (en la Liga de Campeones) y queremos que la historia siga adelante", añadió el técnico del Wolfsburgo, quien insistió en que "sabíamos desde el inicio que íbamos a necesitar dos días magníficos para pasar. Ya tuvimos uno en la ida y ahora sólo necesitamos otro día magnífico".

"En el partido de ida se vieron un poco sorprendidos, pero mañana no creo que ya podamos sorprenderles", consideró Hecking.

"Creo que el Madrid va a intentar ponerse por delante lo antes posible, nosotros vamos a tener que poner mucha atención, pero también vamos a intentar marcar. Si marcamos, la tarea va a ser aún más difícil para ellos", añadió el técnico alemán.

En el partido del martes, "controlar todo no lo vamos conseguir, mañana podemos cometer errores, pero vamos a intentar todo para cometer el menor número de errores posibles", insistió.