5 noviembre, 2015
El jugador nigeriano Orji Okwonkwo celebra después de anotar un gol ante México durante un partido por la semifinal del mundial de fútbol sub17.
El jugador nigeriano Orji Okwonkwo celebra después de anotar un gol ante México durante un partido por la semifinal del mundial de fútbol sub17.

Las Águilas de Nigeria volaron a la final de la Copa del Mundo Sub-17 de Chile con triunfo ante México por 4-2 este jueves en Concepción, Chile.

El vigente campeón irá por su quinto título ante Mali.

En un electrizante y cambiante choque, los goles nigerianos fueron convertidos por Kelechi Nwakali (35), Orji Okonkwo (43), Osinachi Ebere (67) y Victor Osimhen, de penal a siete minutos del final.

Mientras que los tantos de mexicanos fueron convertidos por Kevin Magaña y Diego Cortes, a los 8 y 60 minutos.

El partido -disputado en el estadio Ester Roa- arrancó con dominio del equipo mexicano. Magaña sacó provecho de la confusión de la defensa nigeriana en el área, bajó el balón y sacó un remate preciso que se transformó en el 1-0.

Sin embargo, los reyes de la categoría flotaron la lámpara y sacaron dos goles dignos de un Mundial de mayores que quebraron a los aztecas.

Primero Nwakali cobró un tiro libre con maestría y haciendo honor a su camiseta '10' colocó la pelota contra un palo para empatar el choque.

Y lo mejor estaba por llegar, Okonkwo firmó el segundo de la noche para los nigerianos con un espectacular remate de media distancia que se clavó en el ángulo derecho del arco mexicano.

En el complemento, México fue el que puso magia sobre el césped y con una jugada de videojuegos, Cortes burló con amagues a la defensa nigeriana, se metió en el área y sacó un tiro que empató el trámite.

Pero los africanos reaccionaron y con un tiro cruzado Ebere puso el tercero de las águilas.

El definitivo 4-2 lo convirtió de penal el goleador Osimhen.

Nigeria, que demostró que su reinado en la categoría está vigente, enfrentará el domingo en Viña del Mar a un Mali que va por hacer historia y ganar su primer título.

México, otro de los grandes del Sub-17, enfrentará a Bélgica por el tercer puesto.