Ganador de la serie irá al grupo B donde están Costa Rica, Panamá y el vencedor de la llave entre Haití y Granada.

 7 septiembre, 2015
Henry Duarte y la Selección de Nicaragua fueron recibidos como héroes en suelo pinolero.
Henry Duarte y la Selección de Nicaragua fueron recibidos como héroes en suelo pinolero.

Managua

El partido entre Nicaragua y Jamaica, que definirá un cupo para la cuarta ronda de las eliminatorias de la Concacaf de cara al Mundial de Rusia 2018, fue declarado de alto riesgo por el comisario del partido, informó este lunes la Federación Nicaragüense de Fútbol (Fenifut).

El costarricense Josep Ramírez calificó de "alto riesgo, categoría A" el partido de vuelta que corresponde a la tercera fase de las eliminatorias de la Concacaf, no porque sea peligroso, sino porque habrá "bastantes fanáticos" , unos 18.000, aseguró el secretario general de la Fenifut, Ildefonso Agurcia.

El encuentro se jugará este martes, a las 19.30 horas, en el Estadio Nacional de Fútbol, en Managua.

La selección de Nicaragua, que sorprendió a la de Jamaica en Kingston por 2-3, buscará, como local, rematar al subcampeón de la pasada Copa Oro. El cuadro blanquiazul es dirigido por el tico Henry Duarte.

Nicaragua, invicta en los primeros cinco encuentros de la actual eliminatoria de la Concacaf, con quince goles anotados y tres permitidos, intentará dar la estocada final a los Reggae Boyz y así pasar por primera vez a una cuarta ronda clasificatoria hacia un Mundial.

El vencedor de esta llave integrará en la próxima fase el grupo B en el que aguardan Costa Rica y Panamá y el que gane la serie entre Haití y Granada.

El comisionado mayor Emilio Rodríguez, quien está a cargo de la seguridad del encuentro, anunció que dispondrán 730 agentes, entre efectivos policiales, personal de seguridad y voluntarios para garantizar que el juego se desarrolle sin problemas.

Entre las medidas de seguridad para el juego de Nicaragua contra Jamaica se acordó prohibir el uso de fuegos pirotécnicos y la venta de bebidas alcohólicas en envase de vidrio.

Tampoco se permitirá la entrada de monedas, lapiceros y herramientas corto punzantes. Además, recomendaron no llevar a niños menores de 10 años al juego.

La Fenifut confirmó de que por primera vez un día antes del encuentro se vendieron todas las localidades para el partido en el Estadio Nacional, con capacidad para 18.000 personas.

La Federación incluso revirtió la decisión de dejar ingresar gratis a los niños, por temor a que la capacidad del estadio sea superada, pues al inicio no se contó con que se venderían todos los asientos.

El Sistema Nacional para la Prevención Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) se comprometió a dar cobertura al juego, para atender situaciones de emergencia, de acuerdo con la Fenifut, algo sin precedentes en el balompié nicaragüense.

Etiquetado como: