Por: Fanny Tayver Marín 14 agosto, 2016
Nery Brenes sufre en la recta final, superado por James. | AFP
Nery Brenes sufre en la recta final, superado por James. | AFP

Barra da Tijuca, Brasil

La participación para el velocista costarricense Nery Brenes en los Juegos Olímpicos de Río 2016 no se ha acabado, pues aún le queda competir en los 200 metros planos, prueba de la que formará parte el martes a las 8: 50 a. m.

El propio Brenes afirmó que se siente cómodo en esta nueva prueba, en la que ahora le toca demostrar de qué está hecho.

“No es que tuviéramos dudas, pero sí teníamos la idea de que estábamos muy bien en una de las dos pruebas y sabíamos muy bien cuál era; ahora toca demostrarlo”, comentó Brenes luego de su eliminación en los 400 metros planos, en el Estadio Olímpico Joao Havelange.

Incluso, el limonense argumentó que está fuerte para esta competencia en particular.

Además, sostuvo que incluso está en mejores condiciones para este evento que para el de los 400 metros planos.

“Estamos muy bien para el 200 metros, y ahora, demostrarlo. Pensábamos que la velocidad nos iba a dar para hacerlo mejor en los 400 metros porque nos estaban saliendo los entrenamientos y teníamos mucha confianza, pero ahora toca preparar el 200 metros”, agregó.

Al ser consultado sobre qué trabajo hará en los días que restan para regresar a la pista, contestó: “Ya el trabajo está hecho, no se puede hacer más”.

Por su parte, su entrenador Emmanuel Chanto calificó este nuevo reto como “un borrón y cuenta nueva”.

“Tenemos que descansar para que nos salga bien la carrera del próximo martes”, respondió el preparador del tico.

La máxima estrella en los 200 metros es Usain Bolt, quien tiene el récord mundial (19,19 ) en el 2009 y el récord olímpico (19,30) logrado en Pekín 2008.

Etiquetado como: