Por: Juan Diego Villarreal 5 diciembre, 2015

Nery Brenes acepta que hizo, en forma extemporánea, la liquidación ante el Instituto Costarricense del Deporte (Icoder) de la beca de ¢4,8 millones que correspondía al 2014 y para la que tenía tiempo al 31 de mayo.

Brenes añadió que ya todo está en regla y reconoció su error, pero también considera que hay personas que desean dañarle.

“Admito que fue un desliz de mi parte, un error, pero sinceramente se me olvidó. Ya todo está en regla, conversé con los personeros del Icoder y se hizo la liquidación respectiva sin problemas”, comentó el velocista limonense.

“Ellos (Icoder) tienen todo el derecho de llamarnos la atención cuando las cosas no se hacen bien, lo tengo muy claro, pero no es solo Nery Brenes quien se atrasó con la liquidación, sin embargo, fue mi nombre el que salió a relucir entre todos”.

Brenes añadió que hay muchos otros deportistas que no están al día con los montos que deben liquidar y no les llamaron la atención como a él.

“Este asunto ya pasó, por dicha todo se resolvió sin problemas y todo está en orden hasta el día de hoy”, añadió Nery.

“Ahora solo queda continuar preparándonos para los eventos que vienen y respetar las normativas que nos piden, para no volver a cometer ese tipo de desliz y que nuestro nombre no quede manchado”, finalizó.