18 mayo, 2014

Madrid, España. AFP “Alegría", “felicidad”, “emoción”: los hinchas del Atlético, reunidos por miles en la tradicional plaza de Neptuno, se desbordaron de júbilo tras alzarse con su primer título de liga en 18 años gracias a un empate (1-1) contra el Barça.

“¡Siento felicidad pura, no es otra cosa!”, decía con una amplia sonrisa Fran Martín, de 25 años, empleado de una aseguradora, mientras intentaba fotografiar con su teléfono a la multitud que abarrotaba el lugar.

La plaza de Neptuno, lugar tradicional de celebración del equipo colchonero, y las calles aledañas eran una fiesta.

Gente de todas las edades, entre ellas muchas familias con niños, con camisetas, bufandas y hasta sombreros con los colores del club, coreaban “¡Campeones, campeones, oé, oé, oé!”, mientras que una marea humana de rojo y blanco seguía fluyendo sin cese hacia el lugar.

Muchos aficionados gritaban el nombre de Diego Godín, defensor del Atlético que en el minuto 49 igualó de cabeza el marcador dando el título a su equipo.

Un mar de banderas rojiblancas inundaron la plaza de Neptuno en Madrid, tras el primer título de liga del Atlético en 18 años. | EFE.
Un mar de banderas rojiblancas inundaron la plaza de Neptuno en Madrid, tras el primer título de liga del Atlético en 18 años. | EFE.

“No tengo palabras, hace 18 años que esperábamos”, decía emocionado Javier Moya, empresario de 34 años, vestido con una camiseta del Atlético, agitando una enorme bandera.

Los aficionados agradecían la transformación que el Cholo Simeone ejerció sobre el Atlético desde su llegada en el 2011.

“Él es un 99% de todo esto. Este es el mismo equipo que había perdido hace dos o tres años contra el Albacete (equipo de tercera división)”, decía el aficionado Juan Carlos Moya.

“Ole, ole, ole, Cholo Simeone”, gritaba la multitud entre un estruendo de trompetas y de las bocinas de los automóviles.

“Si la semana que viene ganamos, será impresionante”, aseguraba Javier sobre la final de la Champions contra el Real Madrid del próximo sábado.