26 febrero, 2013

Valencia. EFE El arquero costarricense Keilor Navas fue titular por cuarta ocasión consecutiva en la meta del Levante español, en la caída 0-2 ante el Osasuna, resultado que llegó a l final del cotejo.

En esta ocasión se trató de partido de la Liga española en su propia casa.

Sin jugar bien, el Levante tuvo numerosas y claras ocasiones de gol en el primer tiempo, pero no las supo aprovechar.

En el segundo acto, el juego y las ocasiones fueron para Osasuna que se llevaron merecidamente la victoria.

Tras tres claras ocasiones locales, el Osasuna se desperezó en ataque, aunque su mejor ocasión llegaría tras un potente disparo desde la frontal de De las Cuevas, que Navas desvió con una mano providencial.

En la reanudación, un rápido contragolpe por la banda izquierda lo remató Arribas, incorporado al ataque, y su disparo lo repelió el larguero, el balón cayó a plomo sobre la espalda de Navas, aunque milagrosamente, para los locales, no acabó en gol.

Los pamplonicas estaban más vivos frente a un Levante cada vez más errático.

El gol merodeaba las inmediaciones del tico que tuvo que emplearse a fondo para mantener a cero su portería.

Sin embargo, en el tramo final del partido, el iraní Masoud Shojaei, con unos minutos sobre el campo, lanzó un colocado disparo cuya parábola perfecta se introdujo en la escuadra.

El Osasuna certificó el triunfo, tras un clamoroso error de la zaga local en la reposición, que Kike Solá castigó con en el 0-2.

Etiquetado como: