Carlos Benavides, gerente general del equipo Sporting Cristal mostró su indignación porque los médicos que atendieron al jugador no usaron el desfibrilador de la ambulancia del estadio.

 21 julio, 2013

Lima

Este es el estadio Municipal de Urcos, en la provincia de Quispicanchi, Perú, el cual tiene gramilla de zacate natural y capacidad para 15.000 aficionados.
Este es el estadio Municipal de Urcos, en la provincia de Quispicanchi, Perú, el cual tiene gramilla de zacate natural y capacidad para 15.000 aficionados.

Yair Clavijo, futbolista peruano del equipo Sporting Cristal, murió de un paro cardiorespiratorio cuando disputaba un partido entre los reservas de su club y los del Garcilaso en la región de Cusco, a 3.400 metros de altura, informó el club.

Clavijo, 18 años, perdió el conocimiento y cayó al césped cuando faltaban cinco minutos para el final del partido jugado en el estadio Municipal de Urcos de la provincia de Quispicanchi.

“Clavijo era uno de los mayores talentos del equipo, fue un gran profesional porque podía jugar en diferentes posiciones”, dijo a la prensa local el gerente general del Sporting Cristal, Carlos Benavides.

El dirigente mostró su indignación porque los médicos que atendieron al jugador no usaron el desfibrilador de la ambulancia del estadio.

Según la prensa deportiva, el cuerpo médico del Sporting Cristal aplicó primeros auxilios para salvar su vida, pero todo intento fue en vano.

El entrenador Roberto Mosquera sufrió una descompensación tras conocer la lamentable noticia del fallecimiento del joven futbolista.

La Asociación Deportiva de Fútbol Peruano, tras conocer la muerte del futbolista suspendió el duelo entre los equipos de la Primera División del Sporting Cristal y Garcilaso que iba jugarse en el mismo estadio.