17 mayo
Los jugadores del Mónaco celebra una de las anotaciones que les dio el título.
Los jugadores del Mónaco celebra una de las anotaciones que les dio el título.

Mónaco

El Mónaco se proclamó campeón de la Liga francesa por octava vez en su historia y rompiendo una sequía de 17 años, después de vencer este miércoles al Saint Etienne por 2-0 en partido atrasado de la Ligue 1.

El club del Principado logró la victoria que necesitaba para alcanzar el título con los goles de Kylian Mbappé y Valere Germain, poniendo así fin a una racha de cuatro títulos consecutivos del PSG.

Tras unos primeros 20 minutos de tanteo, el colombiano Radamel Falcao logró romper el cerrojo del Saint Etienne con un pase en profundidad a la espalda de los centrales que dejó solo a Mbappé ante el arquero rival, Stéphane Ruffier, al que sentó con un quiebre de cintura y marcó a puerta vacía (19).

Es el 15º gol del joven jugador, que ha sumado también ocho pases de gol, lo que le ha convertido en una de las piezas claves de la gran temporada del equipo del Principado.

El Mónaco, que suma 31 partidos consecutivos marcando en Ligue 1, récord en una misma temporada en el campeonato francés, se serenó con ese tanto y monopolizó el balón, impidiendo al rival crear ocasiones de peligro.

Mbappé volvió a romper por la izquierda y su centro lo remató desde dentro del área Falcao, pero la pelota se estrelló en las piernas de un defensa antes de llegar al arco rival.

En la segunda parte, el Mónaco siguió presionando para tratar de sentenciar, pero falló claras ocasiones (Thomas Lemar en el 52' y Valere Germain en el 74').

Pese a no tener el control del partido, el Saint Etienne tuvo la virtud de no perder la cara y también contó con ocasiones para haber empatado, como las de Arnaud Nordin y la de Jordan Veretout.

Ya en el descuento, Germain sentenció el partido con el 2-0 que da la liga al Mónaco, al aventajar en seis puntos al PSG cuando solo queda un partido para el final del campeonato.

Etiquetado como: