17 marzo, 2015

Heredia. Las alarmas se encendieron anoche en el América de México debido a un fuerte golpe que se llevó su portero titular, Moisés Muñoz, durante el reconocimiento de la cancha del Rosabal Cordero.

Muñoz, al terminar la práctica, salió renqueando de su pierna derecha y tuvo que ser asistido por uno de los miembros del cuerpo técnico, quien le ayudó a subirse al autobús que transportó a las Águilas al reducto florense.

Moisés no dio declaraciones sobre su dolencia, pero el director deportivo del club americanista, Ricardo Peláez, comentó a la prensa que “fue solo un golpe. Vamos a evaluarlo y ver cómo evoluciona en las próximas horas”.

Por otra parte, el goleador Oribe Peralta, quien le anotó en dos ocasiones al Saprissa (0-3) en Tibás en la fase anterior por la Concachampions , no realizó el entrenamiento anoche sino que se quedó recibiendo terapia en el hotel de concentración, al padecer una contractura en su muslo derecho.

Muñoz salió renqueando anoche tras la práctica. | MAYELA LÓPEZ
Muñoz salió renqueando anoche tras la práctica. | MAYELA LÓPEZ

Por la victoria. Después de realizado el reconocimiento de cancha, donde hoy enfrentarán al Herediano a las 8 p. m. por las semifinales del torneo regional, el delantero Rubens Sambueza comentó que vienen por la victoria y no a especular.

“La idea es arrebatarles el triunfo y volver con algo lindo a México. Queremos ganar por el marcador que sea”, dijo Rubens.

En cuanto a la cancha, Sambueza afirmó que deben adaptarse a las condiciones y tener cuidado para no sufrir alguna lesión.

“El césped es un poco diferente al del estadio Saprissa; no hay tanto caucho, es un poco más alto y habrá que adaptarse rápido”, indicó.

Mientras tanto, el ariete ecuatoriano Michael Arroyo añadió: “No estamos acostumbrados a la cancha, pero no hay excusas, vamos a ir por la victoria”.