Con un tanto en contra del brasileño Rafael Marques y 'doblete' del japonés Honda (27', 56') el AC Milan sumó 14 puntos

 19 octubre, 2014

Roma

El japonés Keisuke Honda fue la figura del Milan al marcar un doblete frente al Hellas Verona.
El japonés Keisuke Honda fue la figura del Milan al marcar un doblete frente al Hellas Verona.

El Milan se impuso este domingo por 3-1 en su visita al Hellas Verona, con un 'doblete' del japonés Keisuke Honda, y se acerca a cinco puntos del líder, la Juventus, que empató 1-1 el sábado ante el Sassuolo, en la 7ª jornada de la Serie A italiana.

El equipo milanés suma 14 puntos y fue uno de los grandes triunfadores de la jornada, ya que aprovechó además el empate de la Sampdoria (3ª) por 2-2 en Cagliari (17º) para ponerse a apenas un punto del podio del campeonato.

El único de los tres primeros en ganar esta jornada fue la Roma (2º), que superó 3-0 al Chievo (18º) el sábado y está a sólo un punto del liderato y con tres de ventaja sobre la Sampdoria y cuatro de margen con respecto al Milan.

En el caso de ese último equipo, la victoria de este domingo en Verona fue relativamente cómoda, ya que el equipo de 'Pippo' Inzaghi se adelantó en el minuto 21 con un tanto en contra del brasileño Rafael Marques y luego sentenció con un 'doblete' del japonés Honda (27', 56').

El primero de los tantos del jugador nipón llegó tras recibir un buen pase en diagonal de Stephan El Shaarawy y el segundo culminando un contragolpe lanzado por un soberbio pase raso desde el medio del campo del francés Adil Rami.

El español Fernando Torres, que continúa sin asentarse en el Milan, cedió su puesto durante el partido al francés Jeremy Menez, que tras un buen inicio de temporada también ha entrado en una etapa de rendimiento menos brillante.

Honda consigue, ya con 6 goles, alcanzar al argentino Carlos Tevez (Juventus) en lo más alto de la tabla de máximos goleadores.

Por detrás del Milan está el Udinese, quinto con un punto menos, después de haber perdido 1-0 en su visita al Torino, por un tanto de Fabio Quagliarella en el 62.