El único gol del partido fue conseguido por el veterano Antonio di Natale al minuto 67

 8 marzo, 2014
El veterano Antonio di Natale celebra tras anotar el único gol con que su equipo, Udinese, venció a Milan en la jornada 27 del calcio italiano.
El veterano Antonio di Natale celebra tras anotar el único gol con que su equipo, Udinese, venció a Milan en la jornada 27 del calcio italiano.

Roma AFP

Udinese (14º) venció en su estadio 1-0 al Milan (10º), este sábado en la apertura de la jornada 27 del fútbol italiano, con un solitario tanto de su veterano capitán Antonio di Natale, por lo que el equipo dirigido por Clarence Seedorf se aleja de los puestos europeos.

Antes de viajar a Madrid para intentar remontar el martes el 1-0 adverso de la ida ante el Atlético en los octavos de final de la Champions, el equipo milanista sumó una nueva derrota que le mantiene lejos de los puestos europeos para la próxima temporada.

Pensando en la Champions, en la que el Milan es el único equipo italiano vivo, el técnico holandés hizo rotaciones y lo pagó caro, pudiendo quedar a nueve puntos de la zona de Europa League al final de esta jornada.

El preparador dio descanso todo el partido al brasileño Kaká y el marroquí Adel Taarabt, el hombre más en forma del equipo, entró en la segunda parte.

En defensa, Seedorf sustituyó a su pareja habitual, formada por el francés Adel Rami y Daniele Bonera, para alinear al también francés Philippe Mexes junto con el colombiano Cristian Zapata. El expermiento no resultó, con algunos fallos importantes del primero.

En esta ocasión el culpable de la derrota fue Toto Di Natale, de 36 años, bandera del Udinese y que ha anunciado su retirada al final de la temporada.

Haciendo honor a su fama de killer, aprovechó un pase de la muerte desde la izquierda, tras una triangulación con el suizo Silvan Widmer y el portugués Bruno Fernandes, para marcar el único tanto en el minuto 67.

“Es una gran victoria para nosotros, contra un grande como el Milan, realmente queríamos este triunfo”, señaló Di Natale.

Las mejores ocasiones visitantes llegaron a través del brasileño Robinho y Zapata, pero no estuvieron acertados. Tras el gol del Udinese, aumentaron el ritmo y la presión, pero fue insuficiente para lograr el empate.

La nota positiva en el lado milanista fue el regreso de Mario Balotelli, que entró en el minuto 63 en sustitución del brasileño Robinho. El ariete de la selección italiana sale de una lesión en el hombro que sufrió en el partido de ida en San Siro ante el Atlético.

La jornada 27 italiana continúa el sábado con el Catania-Cagliari. El resto de partidos, incluido el duelo entre el líder Juventus y la Fiorentina (4º), se juega el domingo.