Arturo Vidal y Matías Vuoso marcaron un doblete en un juego intenso, que dejó a los suramericanos líderes del grupo con cuatro puntos y a los aztecas terceros con dos unidades

 15 junio, 2015
El chileno Arturo Vidal (izquierda) disputó el balón este lunes con el azteca Adrián Aldrete (derecha) en el estadio Nacional en Santiago.
El chileno Arturo Vidal (izquierda) disputó el balón este lunes con el azteca Adrián Aldrete (derecha) en el estadio Nacional en Santiago.

Santiago

Chile y México firmaron un empate 3 a 3 en una dramática y épica batalla, en la que intercambiaron un intenso fuego por aire y tierra en el grupo A de la Copa América, que aún no tiene clasificados a cuartos de final.

Los goles de los locales llegaron por intermedio del volante Arturo Vidal al 22' y 55' (de penal) y del delantero Eduardo Vargas al 42'. Por su parte, para los mexicanos anotaron el ariete Matías Vuoso (21' y 66') y Raúl Jiménez (29'), en un partido que se realizó en el estadio Nacional en Santiago.

Chilenos y aztecas protagonizaron una verdadera lucha, en la que ambos cuadros nunca bajaron los brazos para buscar el gol.

Con este resultado, los suramericanos suman cuatro unidades en el primer lugar, al igual que Bolivia, mientras que México llega a dos puntos y es tercero, y Ecuador cierra el grupo sin puntuación.

La última fecha que se disputará el próximo viernes será decisiva, ya que el Tri intentará dejarse uno de los cupos ante Ecuador, en el estadio El Teniente de Rancagua, mientras que La Roja se enfrentará a los bolivianos a segundo turno, en el estadio Nacional de Santiago.

"Tenemos que mejorar varias cosas para evitar que nos marquen, pero lo importante es que mejoramos del primer partido (frente a Ecuador, victoria chilena 2-0). Ahora tenemos un juego importante contra Bolivia y tenemos que estar al 100% para clasificar primero", afirmó Arturo Vidal.

Aztecas afinaron su estrategia. México impuso una marca lejos de su arco, algo que incomodó a Chile, quien se mostró desconcertado en los primeros minutos, ya que le dejó muy poco espacio para los toques entre los jugadores locales más desequilibrantes y los obligó a buscar el pelotazo a las espaldas de la defensa mexicana.

Los aztecas iniciaron el fuego aéreo tras un centro desde la izquierda, que finalmente recibió Matías Vuoso, para marcar de cabeza el primero del partido.

El sorpresivo tanto no amilanó a una La Roja que respondió casi de inmediato, tras un cabezazo certero de Arturo Vidal, para detonar la euforia de la hinchada local.

La segunda anotación de México puso en claro que el timonel Miguel Herrera sabía que podía hacer daño por las alturas. Sin embargo, la defensa mexicana tampoco estaba para saltos, y nuevamente un centro desde la derecha de su patio permitió a Eduardo Vargas concretar el empate.

Jorge Sampaoli respondió con sapiencia en el segundo tiempo. Armó un rombo en el medio campo, le quitó el balón a los centroamericanos y bajó la batalla aérea hasta las trincheras.

El vértigo de Chile fue tal que la marca mexicana se hizo lenta, y en un balón cruzado el comandante Vidal fue derribado cuando ya estaba a punto de asestar un golpe al corazón rival y logró un penal.

El propio 'Rey Arturo' se hizo cargo del fusilamiento, y puso arriba a Chile sobre México que extrañó a su 'Káiser' Rafael Márquez.

Ese fue el tercer gol en la presente Copa América para Arturo Vidal, quien lidera la tabla de goleadores del torneo.

"Lindo para mí, pero lo más importante es un objetivo que es ser campeón, así que vamos a tratar de seguir mejorando", dijo el volante de la Juventus de Italia.

Pero del otro lado, el 'espía' Vuoso se metió en medio de las líneas chilenas, que de manera infantil se dejó ganar la espalda, y ante la salida del portero Bravo, la tocó suave para anotar el empate.

Tras ello, Chile encajonó a México en su área, pero no pudo anotar, mientras que los aztecas se dedicaron a contragolpear, hasta el final de la batalla.