Los futbolistas increparon a sus propios hinchas, quienes se negaron a recibir sus camisetas

Por: Daniel Jiménez 1 febrero, 2015
El argentino Mauro Icardi (izquierda) y Freddy Guarín (derecha) se molestaron con la afición del Inter de Milán.
El argentino Mauro Icardi (izquierda) y Freddy Guarín (derecha) se molestaron con la afición del Inter de Milán.

Al finalizar el juego en que el Inter de Milán cayó 3-1 frente al Sassuolo, el argentino Mauro Icardi y el colombiano Freddy Guarín sintieron el rechazo de su afición.

Los futbolistas quisieron entregar sus camisetas a los seguidores del equipo, pero los aficionados se las devolvieron.

En ese momento, los sudamericanos comenzaron a reprochar la actitud de sus hinchas.

El capitán Andrea Ranocchia separó a las figuras del Milán para que el altercado no pasara a mayores.