El entrenador chileno del Manchester City, Manuel Pellegrini, consideró que no merece los dos partidos de suspensión y uno condicional impuestos por la UEFA por sus críticas al árbitro tras el partido de ida.

 7 marzo, 2014
Manuel Pellegrini, técnico chileno del Manchester City inglés, da instrucciones durante el partido de este martes contra el Barcelona en el estadio The Etihad por la Liga de Campeones de Europa.
Manuel Pellegrini, técnico chileno del Manchester City inglés, da instrucciones durante el partido de este martes contra el Barcelona en el estadio The Etihad por la Liga de Campeones de Europa.

El entrenador chileno del Manchester City, Manuel Pellegrini, consideró que no merece los dos partidos de suspensión y uno condicional impuestos por la UEFA por sus críticas al árbitro tras el partido de ida de los octavos de final de la Champions que su equipo perdió ante el Barcelona (2-0).

"No sé si merezco dos o tres partidos, dije dos días después en rueda de prensa que me había equivocado en las formas en las que lo hice, pero continúo diciendo que no fue penal y que el árbitro decidió el partido", insistió.

"No quiero continuar con esto, si ellos deciden que ese es el castigo para mí, veré que voy a hacer en el futuro", zanjó el entrenador.

Debido a su sanción, Pellegrini no podrá sentarse en el banquillo del Camp Nou el 12 de marzo en el partido de vuelta.

La instancia disciplinaria de la UEFA sancionó al chileno por "violación de las reglas generales de buena conducta", tras criticar duramente al árbitro sueco Jonas Eriksson en la conferencia de prensa posterior al choque.

Pellegrini criticó sobre todo la decisión de Eriksson de señalar un penal a favor del Barcelona en una acción sobre Lionel Messi que su compatriota Martín Demichelis comenzó fuera del área y también consideró que la acción se originó con una falta no señalada sobre el español Jesús Navas.

Tras el partido, el técnico acusó al árbitro de "no ser imparcial" y declaró que "para un partido de esa importancia" debería haberse seleccionado a un arbitro de una liga más competitiva que la sueca.